IMBRODA: “Ahora es cuando es realmente necesario un cambio en Melilla y el PP va a impulsarlo”

Imbroda

Acabado 2021 y recién empezado 2022, MELILLA HOY entrevista al presidente regional del PP, Juan José Imbroda, para hacer balance del año que acabamos de dejar atrás y conocer los retos del que queda por delante, antesala de las elecciones municipales.

– ¿Qué balance hace del año 2021 al que acabamos de decir adiós?
– El balance tiene dos cuestiones. Una es la pandemia, que azotó en 2020 y 2021 de una manera bárbara y ahora estamos en otra ola que parece menos letal, esperemos que caiga pronto. Pero no se han llevado bien las cosas, políticamente hablando. No es aceptable que Melilla haya ido solo a un 30% de las reuniones de la Conferencia Sectorial de Sanidad, donde está la ministra con los técnicos y todos los consejeros de Sanidad de España, para ir estudiando medidas y cómo va la evolución del covid. Hace pocos días hubo una pelea interna entre los dos partidos que conforman el Gobierno, cuando una viceconsejera permitía que se celebrara una comida para 300 personas y otra consejera dictaba órdenes para que no nos pudiéramos sentar más de seis personas en un restaurante y se desalojara el 50% del aforo de la hostelería. Eso es así porque ahí hay un presidente que no gobierna, que es títere y no pone orden ni sabe.
Desde el punto de vista del desarrollo social y económico, Melilla está muy mal. El otro día dije para que de alguna manera sirviera de revulsivo que Melilla estaba muerta. E insisto en ello: no ha habido ninguna medida en todo el año 2021 para paliar la situación de la ciudad y dar una alternativa real y sostenible desde el punto de vista económico y político para la Melilla de los próximos años. Las que se habían puesto en marcha las han tirado abajo por ser del Gobierno anterior. No han creado nada, al revés: son reinos de taifas, la corrupción ha sido generalizada en el Gobierno y el año 2021, desde el punto de vista político, con todo lo que eso conlleva para nuestra vida diaria, ha sido nefasto.

– Hubo quienes le criticaron por decir que ‘Melilla está muerta’, y acusaron al PP de deslealtad por desear que vayan mal las cosas a la ciudad y al país.
– Eso lo dicen dada su mala fe e incapacidad de hacer otra cosa. Si Melilla está muerta es por culpa de ellos, es responsabilidad del Gobierno de la Ciudad totalmente. Si hay alguno que le molesta, yo lamento que le moleste, pero eso tiene que servir de revulsivo para arrancar otra Melilla mejor, que es posible, pero con las medidas que han tomado y siguen tomando, no es posible para nada.
Nosotros dejamos 25.000 afiliados a la Seguridad Social, que es el termómetro real que indica la gente que trabaja en la ciudad. A finales de diciembre de 2021 estaba en 24.000, una cifra que está dopada con los planes de empleo. Si cree que están creando riqueza, vaya a las naves del Real y a la frontera y las verá cerradas, y en el barco verá que han caído estrepitosamente la carga y los usuarios. Los comerciantes del centro, que no tienen que ver con la frontera 100%, dicen que las Navidades ha caído un 30 % el comercio. Todo eso es una realidad y otra cosa es que ellos quieran engañar y dopar con mensajes adormideros para que la población no se dé cuenta de lo mal que lo están haciendo. Una encuesta hecha de aquella manera decía el otro día que el 85% de las personas no aprueban la gestión del Gobierno, que es muy mala. De eso tiene mil testimonios en las calles todos los días.

– Melilla está viviendo los mayores repuntes de contagios de la pandemia. ¿Cree que se podría haber contenido esta explosión de nuevos casos?
– Es básica y fundamental la vacunación. No entiendo por qué hay personas que no se vacunan, porque se están afectando a sí mismas y, sobre todo, a sus familias y amigos, tienen más posibilidades de que su contagio sea grave y letal.
La política de la pandemia en Melilla durante estos dos años que llevamos prácticamente de pandemia ha sido de altibajos. Recuerdo aquel famoso hospital modular que iban a hacer en pocos días, echaron incluso la culpa al Obispado y brilló por su ausencia completamente.  Y aquella pelea del Gobierno con la Delegación del Gobierno cuando trajeron el buque Galicia, que no pintaba nada, para hacerse una foto. Ha sido una guerra interna dentro del propio Gobierno para tomar medidas coherentes y ellos son responsables de una parte de cómo se ha llevado esto.  
Todos tenemos que poner de nuestra parte para intentar no contagiarnos y no contagiar a los demás, pero las medidas en general que ha tomado el Gobierno de la Ciudad han sido bastante erráticas y muchas veces a destiempo.

– ¿Qué opina del contrato marítimo de Melilla? Desde el PSOE lo justifican por la caída de pasajeros debido al cierre de la frontera ¿El PP también habría ajustado las condiciones del pliego a esa circunstancia?
– No. El tema de las comunicaciones en manos del PSOE es un fracaso estrepitoso. No puede castigarse a la población de Melilla porque la frontera esté cerrada. Aquí estamos para las duras y las maduras y en toda España hay muchas inversiones en infraestructuras, con apeaderos del AVE que se desvían como 20 km y uno piensa que es un disparate. Cuando hay tantos millones gastados, no se puede decir desde el punto de vista del melillense, nunca, que como tenemos menos viajeros, está bien que optimicen recursos y que pongan menos dinero. No, nosotros no tenemos culpa de eso y un político melillense jamás puede decirlo, al revés: tiene que ir a Madrid a pelear para que haya muchos más millones porque si no, ¿para qué vamos a seguir hablando entonces de turismo?

– ¿Qué habría puesto el PP en el contrato marítimo, si hubiera estado en el Gobierno ahora?
– Más dinero y precios más baratos. Otra cosa de este contrato es que los barcos ya van siendo antiguos, no vamos a los 25 años y más. Nosotros, lo que no habríamos hecho nunca, es cortar los servicios diarios con Almería y Málaga, como había antes, cuando también teníamos un barco diario con Motril, porque la oferta privada estaba funcionando, y barcos de alta velocidad. El salto que dio el PP a las comunicaciones en Melilla, y sobre todo al barco, fue espectacular, con un macrocontrato con los mejores barcos de la flota de pasajeros de España en su momento y el triple de inversión que había.

– CPM ha propuesto un contrato marítimo a coste cero para los viajeros. El PSOE dice que no lo ve factible. ¿Y el PP?
– Aberchán siempre dice disparates, como cuando dice que va crear una isla y un túnel para ir al puerto de la ciudad. No hay que hacerle caso. Pero, independientemente de eso, no hace falta hacer un transporte a coste cero. Lo que tienen que hacer tanto CPM como PSOE, que son socios de Gobierno y se tiran los trastos a la cabeza, es seguir la senda de lo que hacía el PP e irán las cosas mejor.

– Estos días hemos conocido el sobreseimiento del caso del búho taxi y nuevamente han acusado al PP de judicializar la vida política con querellas que no conducen a nada.
– Sí conducen, cómo no van a conducir. ¿Y quién para la presunta corrupción, o la corrupción que se estaba montando, con la compra de aquel laboratorio covid en Santiago, que se iba a pagar como 5 veces más su precio, y se iban a instalar muchos más módulos de este tipo en la Purísima e incluso en el hospital modular? Eso vale millones. Si no lo para el PP, no lo paraba nadie. ¿Íbamos a consentir que se pudiera montar un desfalco por un grave delito de corrupción, viendo nosotros lo que había? Otra cosa es alguna denuncia, como esta del búho taxi, en que el juez dice que ha habido muchísimas irregularidades administrativas, pero que no las considera de suficiente calado para hacer una prevaricación. Nosotros tenemos la obligación de poner en conocimiento de la Justicia lo que vemos que son presuntos delitos o delitos flagrantes, porque si no, quién lo va a parar. Y hay mucho más que sabemos, pero nos faltan horas para preparar los informes necesarios para ir en contra de ellos.

– Estamos empezando 2022, año preelectoral. ¿Qué retos se ha marcado el PP?
– Nosotros estamos haciendo una labor de oposición denunciando todo lo que está mal y, sobre todo, con un testimonio de lo que hicimos, que era bueno y que hemos propuesto. Nos hemos hartado de proponer cosas a este Gobierno en plan positivo para hacer, pero no nos han hecho ni caso. Hemos reiterado una propuesta de bajada de impuestos. ¿Por qué no bajan el IBI al 50 %, como nosotros propusimos, que eso afecta a todos los ciudadanos? No lo hacen y luego piden 100 millones de crédito y solo ejecutan un 20 % en inversiones. Es una barbaridad, una malísima gestión. Yo creo que nos conocen perfectamente los melillenses y ahora, aún más: tenemos un congreso a la vista y a las próximas elecciones les queda un año. Vamos a darle mucha más vida al exterior y sacar mucho más el partido a la calle en todos los órdenes a partir de esta semana. Con nuestros mensajes, con el aval que nos da la garantía de haber estado gobernando 19 años porque querían los melillenses, que nos aprobaban continuamente, porque si no, no hubiéramos estado gobernando. El aval que nos da una gran gestión que hemos hecho honradamente entre todos en estos 19 años, el aval que nos da el ser la fuerza mayoritaria que ganó las anteriores elecciones en Melilla. Todo este aval, más nuestros mensajes y el conocimiento que tienen los ciudadanos de nosotros, será más que suficiente para retomar otra vez el Gobierno de la ciudad y cambiar completamente. Ahora sí que es verdaderamente necesario el cambio, ahora es cuando es realmente necesario un cambio, y vamos a cambiarlo, seguro, dentro de un año.

– Dice que los melillenses les conocen. Precisamente en ello se basan sus adversarios políticos para criticarles.
– Llevan razón, ya se conocen los 20 años del gobierno del PP. Y por eso el PP hizo una gran labor: cambió la fisonomía entera de la ciudad, creó empleo y una sociedad mejor, un sistema de becas, inversiones extraordinarias en todos los servicios, le dimos la vuelta a la ciudad completamente. Hay muchos ejemplos. Llevan razón, los melillenses nos conocen y por eso ahora va a ser seguro y necesario el cambio, porque ellos lo han hecho fatal y porque los melillenses nos han aprobado con nota brillante durante 20 años.
Los melillenses no son tontos. Se les puede engañar una vez, como ellos hicieron en junio de 2019, pero más de una vez no y saben lo que tienen que hacer. Nosotros ofrecemos seguridad, futuro estable, y más España y más Europa, que es lo que está haciendo falta en Melilla aquí ya desde hace un año. Nos conocen, por eso vamos a ganar, evidentemente, porque a los melillenses les hace falta que el PP gobierne.

“La transición del PP se hará de forma ordenada y será estable para dar confianza, porque el PP es importante para Melilla”

– Este año se tendrá que celebrar el congreso regional del PP. Usted ya ha dicho que se quiere presentar, pero ¿cuenta con el respaldo del partido y la dirección nacional del PP para ello?
– Tendré que preguntárselo a la Dirección Nacional, yo sí me llevo bien con ellos (ríe). Y como presidente regional tengo una comunicación constante, como no puede ser menos, con el presidente nacional del partido, que es mi jefe, aparte de ser amigo, porque lo conozco desde hace muchos años. Yo dije que me presentaba y estoy en ello. Evidentemente, luego la Dirección Nacional a lo mejor dice que no, no lo sé. A mí nadie me ha dicho que no. Pero este congreso, yo creo que se está viviendo más por algún partido, como PSOE y CPM. El Gobierno de la Ciudad está maniobrando para intentar crear un clima de desestabilización, de que falta unidad en el PP de Melilla y es todo completamente falso. El PP de Melilla es un partido unido, fuerte y potente. Es el primer partido de la ciudad y va a seguir siéndolo. Esté yo o no esté yo, el PP va a ganar las próximas elecciones y va a hacer las políticas del PP, así que lo importante es el partido y si cuando llegue al congreso hay alguna persona más que se quiere presentar, eso será la riqueza democrática interna que tenemos en el partido y hay que vivirlo como una cosa que es normal y es legítimo y no hay por qué echar las campanas al vuelo. Así que estamos encantados. El PP va a ganar las próximas elecciones y pide unidad a todos: a los votantes de otros partidos, a los que ya estaban en la abstención… a todos, porque Melilla está pasando unos momentos muy difíciles y o nos unimos, o esto va a tener un futuro muy malo.

– ¿Va a aprovechar el PP para renovarse o para ir preparando un relevo?
– El partido se está renovando constantemente, pero también le voy a decir una cosa: ¿Las cosas que funcionan, hay que cargárselas en función de las modas o de los pensamientos que tengan algunas personas en concreto? El Gobierno del PP en la ciudad ha cambiado muchas veces de personas, no es el mismo el que tuvimos en las últimas elecciones que con el que empezamos, se ha ido renovando y ha funcionado. La renovación no va en función de la edad, porque se puede ser bobo con 30 años o con 75, eso es desgraciadamente así. Yo creo que ahí hay otros parámetros que hay que medirlos, pero, efectivamente, yo ya no soy el hombre del futuro porque, entre otras cosas, no tengo ganas de serlo, también tengo ganas de descansar. Pero que no se preocupe nadie, que la transición del PP se hará de una manera ordenada y será, además, estable para dar confianza, para que no haya el más mínimo problema dentro del partido, porque el PP es tremendamente importante para Melilla. Por eso no podemos dejar que tenga la más mínima ruptura o problema. Todo se va a hacer muy bien y sin problemas. Ahora vamos a tener el congreso, después vamos a ganar las elecciones, vamos a levantar Melilla otra vez, y ya llegará el momento para que hagamos otras cosas. 

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas