Escribe para buscar

Medio Ambiente

Guelaya afirma que con el PMUS se hicieron algunas actuaciones, pero los grandes proyectos “se quedaron en el tintero”

Compartir
José Luis Cañavate, redactor del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS)

José Luis Cañavate, redactor del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) asegura que este se ha aplicado en ciudades como Cuenca (Ecuador), en Cuzco (Perú) y recientemente en Zanzíbar.

Con motivo del Día sin coches y en el último día de la Semana Europea de la Movilidad, la asociación Guelaya-Ecologistas en Acción realizó ayer una conferencia en el salón de actos de la Consejería de Cultura titulada ‘Urbanismo de proximidad’ en la que hizo balance de los diez años en vigor del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS). “La base del Plan era completar toda una serie de procesos que se quedaron en los primeros pasos. Se transformaron algunas calles como Carlos de Arellanos, parte del Barrio del Industrial, pero los grandes proyectos que eran los de estructura se han quedado en el tintero”, afirma José Luis Cañavate, redactor del PMUS en Melilla.

“Yo creo que lo que tiene sentido a día de hoy es el debate y la reflexión de por qué no hemos seguido, cuál es el coste de haber diseñado una estructura tan compleja y luego hacer solo algunas pruebas piloto y cuál es la necesidad y urgencia de que se siga con el plan de movilidad”, afirma Cañavate, quien señala dos factores que “deberían avergonzarnos” en cuestión de movilidad.

Por un lado, que grandes urbes europeas como París se estén planteando  convertirse en ciudades de proximidad de 15 minutos, en “ciudades de barrios”, mientras que en ciudades más pequeñas esto aún no se ha planteado. “Todos somos un poquito culpables pero sí que deberíamos plantear la historia”, incide.

Por otro lado, asegura que hay que “implementar” una serie de transformaciones como consecuencia del periodo covid ya que, a juicio de Cañavate, se ”han acelerado procesos” en los que ya estábamos mal encaminados.

“La ocupación del automóvil de espacios que no le corresponden, la inseguridad vial, los niveles de contaminación… Todo lo que ahora se está dando forma a nivel nacional con la figura de las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), que hay que empezar a implementarlas ya”, pide Cañavate, quien sostiene que el PMUS de Melilla “se adelantó 10 años” a la propuesta de las ZBE, ya que planteó una zonificación de la ciudad en áreas en las que, según él, “es muy fácil de recogerlas ahora mismo en principios en los que suprimimos esos excesos de contaminación”.

“Melilla ahora mismo es una especie de avanzadilla en la filosofía de las Zonas de Bajas Emisiones. Lo tiene muchos más fácil que otras ciudades porque ya la mitad del trabajo está hecho”, sostiene, calificando al mismo tiempo de “vergonzoso” que después de 30 años se siga celebrando la Semana de la Movilidad, ya que a su juicio debió funcionar durante dos o tres años y convertirse “en algo más”.

Etiquetas:

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *