Espionaje sí, espionaje no. El cinismo del nacionalismo catalán.

Sonrojante, ridícula, humillante, pintoresca, patética, malparida, estúpida, idiota, anormal, poco ética, no consecuente, cínica, negativa, delirante, incomprensible, etc. 

Todos estos artículos (y probablemente muchos, no positivos, más) se pueden aplicar a la situación generada al conocerse los supuestos espionajes del CNI (Centro Nacional de Inteligencia) a líderes y personas afines al independentismo catalán.

El nacionalismo catalán y sus organizaciones ejecutoras/afines están muy enfadados, su cinismo no tiene límites, porque el CNI ha hecho su trabajo: velar por la seguridad nacional. Piden dimisiones y tienen en el punto de mira a la ministra de Defensa, Margarita Robles, y a la directora del Centro Nacional de Inteligencia (nuestros espías), Paz Esteban.

( LEA LA NOTICIA COMPLETA AQUÍ

Lea completa esta noticia en la edición digital de PDF de MELILLA HOY

https://online.melillahoy.es/membresias/ )

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas