España crea una comisión de seis ministerios y el CNI que se prepara una futuro reapertura de la frontera

Frontera Beni Enzar

El Ejecutivo central no piensa que los puestos fronterizos vayan abrir durante este primer trimestre de 2021 pero también reconoce que aún no hay fecha para una reapertura que, no obstante, avanza nos traerá una frontera con cambios importantes

El periódico El País ha publicado este lunes un amplio reportaje de dos páginas en el que avanza que el Gobierno de la Nación “ha creado una comisión con representantes de al menos seis ministerios para prepararse ante la futura reapertura de las fronteras de Ceuta y Melilla”, cerrada desde el 13 de marzo de 2020 por decisión unilateral de Marruecos por la crisis sanitaria y a la que sumó posteriormente España con órdenes mensuales que publica en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El rotativo admite que el Ejecutivo central no piensa que los puestos fronterizos vayan abrir durante este primer trimestre pero también reconoce que aún no hay fecha para una reapertura que, no obstante, avanza nos traerá una frontera con cambios importantes. El más significativo será el fin del contrabando pero otros como posibles controles contra el covid-19, poner en marcha una “frontera inteligente” para saber realmente quién entra y sale por los pasos fronterizos, el objetivo de recuperar la aduana comercial o buscar una solución a las peticiones de asilo para el caso de peticionarios de Marruecos.

El reportaje de El País, titulado “España prepara un nuevo modelo fronterizo para Ceuta y Melilla”, subraya que el Gobierno asume que el contrabando tolerado no volverá cuando Marruecos reabra los pasos y esboza un plan socioeconómico y comercial alternativo para ambas ciudades.

El rotativo señala que el objetivo de la comisión de al menos seis ministerios y el CNI, según fuentes gubernamentales a las que han tenido acceso el medio nacional, “es que España avance en su propio plan en este ámbito, independientemente de las decisiones que tome Marruecos”.

Así detalla que los ministerios que toman parte en dicha comisión son los de Presidencia, Política Territorial, Interior, Asuntos Exteriores, Hacienda, Sanidad, así como el servicio secreto “para definir los cambios que deben ponerse en marcha cuando se reabran los pasos fronterizos”.

Entre los puntos que destaca el rotativo del grupo Prisa están en primer lugar que “la fórmula preferida por el Ejecutivo de Pedro Sánchez es la de instalar aduanas comerciales con Marruecos en los pasos fronterizos de las dos ciudades, pues permitiría el tráfico legal con su entorno, tanto de productos manufacturados desde España a Marruecos como de productos frescos (sobre todo pescado y verduras) a la inversa”. 

Al respecto, añade que “si se acaba el contrabando y tampoco es posible el comercio legal con Marruecos, Ceuta y Melilla deberán cambiar su modelo económico y olvidarse de su entorno terrestre para empezar a funcionar como si fueran islas”, mirando hacia Europa, aprovechando las ventajas de su régimen fiscal y el nuevo entorno creado por la revolución digital para atraer empresas de servicios y alta tecnología. 

El País señala además como punto destacado que una de las decisiones más delicadas que deben adoptarse es la de pedir el ingreso de Ceuta y Melilla en Schengen, el espacio europeo sin fronteras que permite circular sin controles por 26 países europeos, si bien señala existiría en ese caso el acceso sin visado de los habitantes de Nador y Tetuán aunque “solo sería posible mediante un acuerdo de tráfico fronterizo menor ajustado al reglamento comunitario de 2006, al que deben dar el visto bueno tanto Marruecos como la UE”.

Pasaporte Covid

Otra cuestión que están tratando es la del control del covid-19 y por tanto estudiar la compatibilidad de los certificados covid expedidos por las autoridades sanitarias de Marruecos y la posible autorización de las vacunas inoculadas en el país vecino por parte de la Agencia Europea del Medicamento. Asimismo, el periódico nacional apunta que “también se estudia la posibilidad de vacunar en España a los empleados transfronterizos que cada día acudían a Ceuta y Melilla desde Marruecos para trabajar en sectores como la construcción o el servicio doméstico”.

Sobre la frontera inteligente, advierte que su implantación, para conocer quién entra y sale de Ceuta y Melilla, requiere concienciar “a las autoridades locales y a la población de las nuevas condiciones de paso, explicando que se tratará de una “frontera más segura, pero de flujo menos ágil” que antes de su cierre”.

Sobre las peticiones de asilo de marroquíes, indica la necesidad de “habilitar espacios de retención en la frontera para esos días y contar con la disposición de Marruecos a aceptar las repatriaciones de los rechazados”.  Otro punto que resaltan es el de hacer frente al fraude en el empadronamiento al constatar que “decenas de personas que decían residir en la ciudad y hacían uso de los servicios públicos vivían en realidad al otro lado de la frontera”.  Por último, El País señala que se está planteado desarrollar un plan integral de seguridad para Ceuta y Melilla, de acuerdo con lo previsto en la Estrategia de Seguridad Nacional 2021.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas