Escribe para buscar

Festejos

El Tercio Gran Capitán y el Regimiento Alcántara 10 dejan en alto el nombre de Melilla en el desfile del 12-O

Compartir
Desfile del 12 de octubre

Soldados de ambas unidades, con base en nuestra ciudad, participaron ayer en el acto oficial de la Fiesta Nacional en Madrid, presidido por los Reyes, y al que también asistió el presidente Eduardo de Castro

El Tercio Gran Capitán I de la Legión y el Regimiento de Caballería Alcántara 10, ambas con base en Melilla, dejaron ayer en alto el nombre de nuestra ciudad durante su participación en el desfile con motivo de la Fiesta Nacional, que se celebró en Madrid, y que estuvo presidido por los Reyes. También acudió el presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, que asistió posteriormente a la recepción en el Palacio Real.

El Regimiento de Caballería Alcántara 10 ha sido invitado este año al cumplirse 100 años de su gesta en la protección de la retirada de las tropas de la Comandancia General de Melilla en la conocida “Campaña de Melilla de 1921”. Una gesta por la que el 1 de julio de 2012, 91 años después, le fue concedida al Regimiento de Caballería Cazadores de Alcántara número 14 la Cruz Laureada de San Fernando, con carácter colectivo.
Hay que recordar que esta condecoración, la más importante en el ámbito militar que se concede en España, fue impuesta por S.M. Juan Carlos I en la Plaza de la Armería del Palacio Real el 1 de octubre de ese año, “haciendo justicia al valor y espíritu de sacrificio demostrado por estos Héroes”, tal y como señala el Ministerio de Defensa.
Sin embargo, la participación de una compañía de esta unidad, de la que se desplazaron a Madrid unos 90 soldados, pasó totalmente desapercibida en la retransmisión que hizo ayer del desfile RTVE. Aunque los comentaristas sí mencionaron en dos ocasiones la participación del Regimiento de Caballería Alcántara 10, y explicaron que se debía al centenario de su gesta, en la realización apenas se pudo ver su desfile, salvo un par de imágenes lejanas.
Esto generó un buen número de críticas en las redes sociales, sobre todo de melillenses, pero también de otras personas de fuera que esperaban algo más, dada la importancia de la gesta heroica del Regimiento y el hecho de que, al cumplirse este año el centenario, el Ministerio de Defensa invitara a esta unidad de manera honorífica al desfile de la Fiesta Nacional.
Apenas se pudo ver en la televisión pública al Alcántara 10, con sus uniformes caquis, porque justo cuando pasaba ante la tribuna de los Reyes, todo el protagonismo de las cámaras se lo llevó la Compañía del Regimiento de Infantería “Inmemorial del Rey” nº1, que iba delante de ellos, y el Tercio Gran Capitán I de la Legión, que estaba colocado en la formación justo después.

Tercio Gran Capitán
Los legionarios, mucho más numerosos que los soldados del Regimiento Alcántara 10 ayer en el acto, sí coparon buena parte de la atención en la retransmisión, que captó con todo lujo de detalles su desfile con los característicos 160 pasos por minuto de esta unidad.
Le acompañaba su mascota, una cabra llamada Puzzle por la combinación de colores de su pelaje, que llevaba en su cabeza un chapiri. Como siempre en sus desfiles, la Legión fue muy aplaudida por el público, más reducido este año debido a la pandemia del coronavirus.
Del Tercio Gran Capitán I de la Legión se trasladaron hasta Madrid el mando y la Plana Mayor de Mando (PLMM), la Escuadra de gastadores y dos compañías.
Los militares volvieron a recorrer el centro de Madrid tras el parón provocado por la pandemia, que el año pasado obligó a sustituir el desfile por un escueto acto en el patio del Palacio Real. En total, participaron en la parada militar 2.656 efectivos, 68 aeronaves y 115 vehículos.
Con ello, los miembros de las Fuerzas Armadas, policías, guardias civiles y también bomberos o personal de Protección Civil pudieron volver a recibir los aplausos del público. Eso sí, todos ataviados con mascarilla en una inédita imagen en un desfile militar.

De Castro
Eduardo de Castro estuvo entre los presidentes autonómicos que asistieron al desfile, donde saludó a los Reyes. También lo hizo posteriormente en la recepción en el Palacio Real, que volvió a ser retomada, como marca la tradición, aunque con un número inferior de invitados, algo menos 200, sin bebida y con la mascarilla obligatoria para cumplir con las normas vigentes.
Después de que en 2020 Felipe VI y Letizia tuvieran que suspender la recepción con motivo de la pandemia, limitándose la celebración del 12 de octubre a un austero acto militar en la Plaza de Armas del Palacio Real, en esta ocasión pudieron volver a recibir a invitados en la Sala del Trono, aunque en un número más reducido en comparación con otros años.
De Castro publicó un tuit felicitando a todos los españoles y “de manera especial, a los melillenses”. También extendió su felicitación a la Guardia Civil por su patrona, la Virgen del Pilar, y le dio las gracias.
En un mensaje grabado remitido ya por la noche, De Castro dijo que había podido hablar “brevemente” con el Rey, quien “se ha mostrado interesado por Melilla” y le transmitió un saludo para todos los melillenses.
Según De Castro, el 12 de octubre se visibiliza “un sentimiento compartido, el orgullo de ser españoles” y recuerda “la importancia de la unidad” y “nuestra historia”.

Abucheos a Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibió este martes sonoros abucheos y gritos de “dimisión” al inicio y al final del desfile que se celebró en el centro de Madrid por el Día de la Fiesta Nacional, pese a la distancia que separó al público de las tribunas presidenciales y su tardía llegada, casi a la vez que el coche oficial de los Reyes.
La mejora de la situación sanitaria permitió recuperar este 12 de octubre el tradicional desfile militar, presidido por los Reyes y entre numeroso público acompañado de banderas de España. Y con él no faltaron tampoco los pitos e insultos al jefe del Ejecutivo, que comenzaron ya en la época del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.
El jefe del Ejecutivo llegó en su coche oficial a la zona de autoridades a las 10.33 horas, cuando el vehículo en el que viajaban Felipe VI y la reina Letizia bajaba ya por el paseo de la Castellana. Evitó así estar expuesto al público antes de que comenzaran los actos.
, cuando sí que compartió una breve charla la ministra de Defensa, Margarita Robles, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida.
Los abucheos a Sánchez llegaron cuando su nombre fue anunciado por megafonía como parte del grupo de recepción a los Reyes. Este recibimiento al presidente contrastó con el ofrecido a los monarcas, quienes han sido aplaudidos y vitoreados a su llegada a la plaza de Lima.
Junto a ellos estuvo la infanta Sofía, mientras que la princesa Leonor no pudo viajar a Madrid debido a las normas sanitarias que rigen en el colegio de Gales en el que estudia este curso escolar.
Sánchez también fue pitado al final la parada militar, antes de montarse en el coche que le desplazó al Palacio Real a la recepción que ofrecían los Reyes. “Fuera” y “dimisión” son algunos de los gritos que los ciudadanos dirigieron al jefe del Ejecutivo.
A los actos del 12 de octubre acudieron todos los miembros del Gobierno, incluidos los ministros de Unidas Podemos, excepto la ministra de Industria Reyes Maroto, en viaje oficial. También los presidentes autonómicos menos los de Cataluña, País Vasco, Galicia y Castilla-La Mancha; además de líderes de los partidos políticos y miembros de las Mesas de Congreso y Senado.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *