El soldado melillense que denunció acoso laboral afirma que la Comandancia General le ha abierto un expediente disciplinario

Asegura que el motivo detrás de esta decisión está en “haber sacado información militar a la calle”

El soldado del Tercio Gran Capitán de la Legión que denunció recientemente haber sufrido acoso cuando solicitó la reducción de jornada para poder cuidar de sus hijos pequeños, afirma que la Comandancia General de Melilla le ha abierto un expediente disciplinario por “haber sacado información militar a la calle”, en alusión a la denuncia que presentó por el acoso de un superior.

Dicho expediente conlleva una sanción económica, que este causa baja en el Cuartel General en el que se encuentra, o un arresto de 15-30 días. “Él me lo ha puesto por eso, porque dice que los militares no podemos informar de nada a la calle”, revela el legionario a MELILLA HOY.
“¿Nosotros no podemos sacar nada a la calle, pero vosotros todo lo que hacéis a escondidas, tapándoos, sí lo podéis hacer cuando queráis entre vosotros? Porque los mandos (militares) os tapáis las cosas”, reprochó el soldado al instructor que le presentó el expediente disciplinario, ya que no pudo tener la ocasión de conversar con el Comandante General.
“Le ayudáis al sargento este para que salga él ganando y a la hora de la verdad en el juicio he salido ganando yo”, prosigue el soldado, quien cuenta que estuvo más de seis meses de baja por psiquiatría por esta cuestión.
“A mí me estaban condenando por adelantado con un año y nueve meses de cárcel por los militares más un tiempo de suspenso en empleo y sueldo”, cuenta.

Una versión cambiada
El juicio entre el soldado y su superior tuvo su origen en un encontronazo que mantuvieron en febrero de 2020, puesto que el soldado asevera que el superior le provocaba constantemente. No obstante, asegura que dicha discusión no fue a más y no acabó en pelea. Aunque la versión del superior cambia en el juicio.
“En el atestado que hizo en el Cuartel con el teniente y el capitán les dijo que yo le había insultado y amenazado. Y luego en el juicio se entera de que mi declaración ha sido que él me ha pegado con el dedo en el pecho y ya no dice que le insulté ni amenacé, sino que le agarré de la camisa”, relata el legionario, quien finalmente acabó ganando el juicio y le devolvieron todo lo que no cobró y le reincorporaron al mismo puesto en el que estaba.
Asimismo, afirma que por tener abierto un procedimiento penal pendiente por su enfrentamiento con el superior que le acosó le han denegado el contrato de larga duración que lleva pidiendo desde hace mucho tiempo.
A todo esto, le siguió además la amenaza que recibió de un mando superior que le aseguró que “si Franco estuviera vivo, te habrían pegado un tiro” por crear esa situación. “ No pude responderle porque había un teniente al lado y me iban a poner en contra mía”, lamenta.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Un comentario

  1. A este pájaro quien le dijo y el el porqué alistarse a la legión, si no lo sabia, en otros tiempos estaría chupando pelotón de castigo por imbécil esto no es un legionario, es otra cosa muy distinta

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas