El SIM espera un acuerdo entre Valoriza y plantilla que evite la huelga de limpieza

Defiende negociar con flexibilidad reivindicaciones de carácter económico y “enérgicamente” las de carácter de contratación y riesgos laborales

El Sindicato Independiente de Melilla (SIM) confía en que se produzca un acuerdo entre Valoriza, la adjudicataria del servicio de limpieza, y el Comité de Empresa que evite la huelga a partir del 3 de septiembre, día que empieza la Feria de nuestra ciudad. El SIM explicó que quiere aportar su granito de arena en el conflicto de Valoriza, con el único fin de intentar que se suspenda la huelga y, a su vez, llegar a una solución satisfactoria para ambas partes, antes de que sean todos los melillenses los que paguen unas desavenencias de las que no tiene culpa la ciudadanía.

El Sindicato Independiente de Melilla (SIM) confía en que se produzca un acuerdo entre Valoriza, la adjudicataria del servicio de limpieza, y el Comité de Empresa que evite la huelga a partir del 3 de septiembre, día que empieza la Feria de nuestra ciudad.


El SIM explicó que quiere aportar su granito de arena en el conflicto de Valoriza, con el único fin de intentar que se suspenda la huelga y, a su vez, llegar a una solución satisfactoria para ambas partes, antes de que sean todos los melillenses los que paguen unas desavenencias de las que no tiene culpa la ciudadanía.


En este sentido, el Sindicato Independiente dice que tienen mucho que aportar, ya que fueron parte de los grupos que asesoraron a la consejería de Medio Ambiente para la elaboración del nuevo pliego de condiciones que finalmente no se ha llevado a cabo.


Dentro de las medidas que se le expusieron a la consejería están la de la eliminación de los contratos precarios para crear una plantilla fija y estable con la elaboración de diferentes horarios de sus operarios y eliminar así la penosidad de las “peonaras”, por lo que solicitaron a la consejería que se prohibiera, por pliego, este tipo de contratos.


De la misma forma, el SIM entiende que los trabajadores de la limpieza han estado perdiendo poder adquisitivo desde 2008 hasta la fecha, y creen que se debería negociar una subida paulatina para recuperar el poder adquisitivo perdido, y no exigir esta subida de una sola vez, ya que encarecería notablemente el contrato y obligaría a la empresa a una precariedad mayor que la que ya existe.


En cuanto a los medios materiales, el SIM entiende que, además de no ser suficientes ni cumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) en muchos casos, debería ser la CAM la que fiscalice dicha cuestión, puesto que son ellos los que pagan por los servicios que no se dan, o se dan de forma defectuosa.


Además, entienden que la situación de taller es tan precaria que no dan abasto con las averías y se debería acondicionar mejor dicha zona, que se está convirtiendo en una verdadera yincana para los trabajadores.
Asimismo, entiende que la CAM no debería entrar a mediar en el conflicto entre empresa y trabajadores poque, al fin y al cabo, son los clientes, y deberían acogerse al mercado a la hora de sacar a licitación el contrato de limpieza, porque los intereses laborales deben arreglarse entre empresa y trabajadores, y ellos deben dedicarse a exigirle a la empresa que se cumpla el convenio colectivo que se vaya a firmar.


Finalmente, el SIM recuerda que algunos de los que hoy están sentados en el Comité de Empresa reivindicando un nuevo convenio, fueron los firmantes del anterior que hoy repudian.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas