Icono del sitio MelillaHoy

El programa de Badr destinado a familias de extrema necesidad recibe una subvención de 200.000 euros

Con el fin de prevenir situaciones de exclusión social y residencial que puedan derivar en situaciones de extrema necesidad de las familias y colectivos más vulnerables a través de la mediación, apoyo y asesoramiento a dicho colectivo.

El convenio de colaboración, con tres líneas de trabajo, tiene como objetivo principal, la prevención de situaciones de exclusión social y residencial que puedan derivar en situaciones de extrema necesidad de las familias y otros colectivos más vulnerables de la Ciudad de Melilla, a través de la mediación, apoyo y asesoramiento a estos sectores poblacionanes.

Para este convenio de colaboración entre la Consejería de Distritos, Juventud y Participación Ciudadana y la Asociación Islámica “Badr”, la Ciudad Autónoma de Melilla aportará la cantidad de 200.000,00 euros, para subvencionar el alojamiento temporal y las diferentes ayudas sociales a familias y colectivos vulnerables para el año 2022.
Concretamente se subvencionarán tres líneas de trabajo, que serán, por un lado, la Inclusión y Residencia, que engloba el Servicio de acogida, información y orientación integral para la inclusión social; la atención personalizada y de ayudas directas para la inclusión socio residencial que engloba un servicio de atención personalizada y ayudas directas para la inclusión socio residencial, la prospección inmobiliaria para el acceso a la vivienda y/o espacios residenciales, las ayudas concedidas para el alquiler, suministro, mantenimiento y/o mejora de la vivienda y el asesoramiento personalizado y servicio de mediación para la estabilidad residencial; y por último, la línea de calidad y mejora continua de la intervención en el ámbito de la inclusión socio residencial, que engloba los encuentros de coordinación, seguimiento y evaluación del proyecto.

Colectivo de atención
Podrán acogeres a este programa todas las familias posibles, hasta agotar la subvención solicitada, que se encuentren en una situación de desahucio y con menores a cargo, las familias en situación de calle, ya sea por incendio, inclemencias del tiempo, derrumbe, etc., así como los casos de menores que cumplan la mayoría de edad y se encuentren en situación de desamparo y desprotección, todo ello, mediante la mediación para el alquiler, apoyo y asesoramiento previstos en este programa, con el fin de prevenir la exclusión residencial que puedan derivar en situaciones de extrema necesidad, así como el pago de dichas plazas en pisos y/o alternativas habitacionales de acogida.

Salir de la versión móvil