Escribe para buscar

Política

El PP propone una rebaja fiscal de 11,8 millones de euros para reactivar la economía de Melilla

Compartir
Miguel Marín

Marín defendió que es necesario en un momento de “crisis económica extraordinaria”

El PP ha propuesto llevar a cabo una reducción de diferentes impuestos y tasas, que supondrían un ahorro de 11,8 millones de euros para los ciudadanos y tejido productivo de la ciudad, con el objetivo de reactivar la economía y generar empleo.

En rueda de prensa, el secretario general del PP de Melilla, Miguel Marín, explicó que la propuesta de rebaja fiscal de su partido se basa en reducir a la mitad del IPSI servicios, y también las tasas de agua y depuración, basura industrial, licencia de obra y apertura, ocupación de vía pública por obra, y servicios y autorizaciones de industria.
También pide bajar al 50 % el IPSI de importación de los suministros que afecten a los autónomos, hosteleros, pequeños comerciantes y empresarios y el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que “quizá sea el que más grava a las unidades familiares”.
Además, el PP solicita la exención de las tasas de mercados, kioscos y terrazas y escaparates, así como la reducción del 95 % del impuesto de actividades económicas.
Por último, los populares solicitan la gratuidad del uso de los aparcamientos públicos subterráneos en rotación.

“Crisis extraordinaria”
Marín defendió esta rebaja fiscal en un momento como el actual, de “crisis económica extraordinaria”, y aseguró que si su partido llega al Gobierno en la próxima legislatura y se mantiene esta situación, la llevará a cabo.
“Las medidas hay que adoptarlas en función de la situación que viven los ciudadanos y el tejido empresarial, que es crítica”, insistió Marín al señalar que hay “negocios cerrando a diario”, con el impacto que ello genera en el empleo, de ahí la necesidad de tomarlas ya e “intentar cortar esta sangría”.

“Despilfarro”
Por lo tanto, el PP insiste en llevar a cabo una rebaja fiscal, propuesta que ya ha planteado varias veces en esta legislatura y que, según sus cálculos, permitiría un ahorro a familias, autónomos y empresas de unos 11,8 millones de euros, en lugar de que estén en manos del Gobierno, al que ha acusado de “despilfarrar” y “dilapidar” el dinero público.
Por ejemplo, aludió a “inversiones que son un lastre para la economía de la ciudad”, como la ampliación del centro de menores, cuyo presupuesto es de varios millones de euros y que el PP no cree necesario porque ahora es cuando tiene menos residentes, así como los tres millones de euros del “centro ilegal de menores en Rostrogordo” y los más de cuatro millones “gastados en un CETI en la Plaza de Toros”.
Asimismo, criticó que el Ejecutivo regional haya “endeudado” a los melillenses pidiendo en dos años más de 100 millones de euros en préstamos, un dinero que “no van a invertir en cuestiones productivas que generen empleo, sino en todo lo contrario”.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *