Escribe para buscar

Política

El PP dice que el laboratorio covid es un “claro ejemplo de presunto caso de corrupción”

Compartir
Pleno Ciudad Autónoma de Melilla

Según Marín, esta actuación ha tenido un sobrecoste de 300.000 euros y fue adjudicada a una empresa de Melilla que “conocía con 15 días de antelación que iba a existir una necesidad de un módulo para el laboratorio”

El PP afirmó este viernes que la creación del laboratorio covid por parte de la Ciudad Autónoma es “un claro ejemplo de un presunto caso de corrupción” porque, según sostiene, se ha producido un supuesto sobrecoste de 300.000 euros en su adjudicación mediante un contrato de emergencia adjudicado “a dedo”.

Este asunto centró una de las dos interpelaciones presentadas por el PP en el Pleno de Control al Gobierno celebrado este viernes, a cuyo término, el secretario general del PP, Miguel Marín, denunció públicamente que el Ejecutivo “no ha querido dar explicaciones ante los ciudadanos” y, por ello, “tendrán que hacerlo ante los tribunales de justicia”.
Señaló directamente al exconsejero de Salud Pública, Mohamed Mohand, al que acusó de no responder a las preguntas “sencillas, claras y concisas” planteadas por el PP en el Pleno de Control, donde “ha esquivado nuevamente las preguntas” como, a su juicio, ha hecho desde que los populares empezaron a preguntar por el laboratorio, inaugurado en diciembre.
“Nos vuelve a tomar el pelo”, lamentó Marín ante los periodistas antes de señalar que hay tres indicadores que cifran en 1.100 euros el precio del metro cuadrado construido en el antiguo cuartel de Santiago, donde se instaló el laboratorio covid con un módulo prefabricado de menos de 90 metros cuadrados, que supuso una inversión de 495.000 euros.
Según el PP, esta actuación fue adjudicada a una empresa de Melilla que “conocía con 15 días de antelación que iba a existir una necesidad de un módulo para el laboratorio y que se iba a adjudicar por tramitación de emergencia” al presentar una oferta de 495.000 euros el 20 de octubre de 2020.
El PP defiende que esa actuación no tendría que haber supuesto más de 153.771 euros, concretamente 110.000 euros en los que fue valorado el módulo prefabricado por la empresa a la que pertenece, con la que la adjudicataria melillense firmó un acuerdo de exclusividad para distribuir sus productos en la ciudad; y 43.771 euros del mobiliario y el equipamiento.
Por ello, Marín instó al Gobierno a que explique en el Pleno de Control “por qué han adjudicado el laboratorio covid 300.000 euros por encima del precio de mercado”, y por qué la empresa a la que “se adjudicó a dedo” por un contrato de emergencia “conocía 15 días antes de ese contrato” que “iba a existir esa necesidad”.
“¿Tenía esa empresa una bolsa de cristal para adivinar el futuro, o la bola de cristal eran ustedes?”, preguntó el portavoz popular tras acusar al Gobierno de “oscurantismo” por “ocultar información”, y se mostró convencido de que es “porque tienen mucho que esconder” al ser “una adjudicación irregular”.

La respuesta de Mohand
El exconsejero de Salud Pública, Mohamed Mohand, respondió a las acusaciones de Marín sobre el sobrecoste preguntando cuál es el precio del mercado y si es él mismo, que “maneja varios solares en la ciudad”.
Además, negó que haya ocultado información y puntualizó que “una cosa es ocultar, y otra que al PP no le guste la respuesta”.
El exconsejero dedicó la mayor parte de su turno de palabra a defender la decisión de construir el laboratorio covid porque en los primeros meses de la pandemia, hasta junio de 2020, en Melilla no se podían hacer pruebas de diagnóstico al carecer de equipamiento para ello, lo que obligaba a remitir los test al instituto Carlos III de Madrid.
Entre junio y diciembre, esa labor de diagnóstico se realizaba en el laboratorio del Hospital Comarcal, cuya capacidad “no era la deseable” y, además, generaba un problema respecto a las pruebas a los mutualistas, ya que ni el Ingesa ni las mutuas se hacían cargo de ellas.
Todo ello, unido al hecho de que Melilla tenía la tasa de positividad más alta de España a finales de septiembre, dio lugar a la emergencia de poder contar con unas instalaciones capacitadas para hacer las pruebas de diagnóstico, lo que se consiguió, según el exconsejero de Salud Pública, con este laboratorio.
Mohamed Mohand dejó claro que esta infraestructura ha sido “un instrumento fundamental” para la lucha contra la pandemia y evitar “consecuencias mucho más graves” de las que ha sufrido Melilla, ya que ha permitido realizar cribados masivos y detectar, entre las decenas de miles de pruebas realizadas, “centenares” de casos positivos.
“Toda inversión es poca cuando hablamos de la salud de los ciudadanos”, defendió el exconsejero de Salud Pública, al que Marín rebatió que el PP no está en contra del laboratorio, sino de la cantidad pagada por él y del hecho de que “la empresa sabe con antelación que va a salir y ustedes le pagan 300.000 euros por encima del precio del mercado”.

El precio del mercado
Asimismo, tras el pleno, Marín puntualizó que el precio de mercado es de 1.100 euros el metro cuadrado construido y hay hasta tres indicadores que lo marcan, uno de ellos, los módulos instalados allí mismo meses atrás por la Consejería de Infraestructuras para acoger a menores extranjeros no acompañados, que no llegaron a usarse, y que tuvieron ese coste.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *