El PP destaca la consolidación del centro derecha en torno a sus siglas tras tres años de Pablo Casado como presidente nacional

Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu

El diputado por Melilla, Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu, presenta cinco líneas de actuación de cara al futuro entre las que se encuentran, entre otros, la «defensa de la nación» o «el fortalecimiento del Estado de Derecho»

«En las sucesivas encuestas que se están publicando, los españoles están dejando claro que para ellos la diferencia no consiste entre la nueva o vieja política, sino entre la política que les beneficia y las que les perjudica», ha apuntado el diputado Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu, quien ha afirmado que la crisis política actual no solo es «fruto» de la pandemia, sino también de la «incompetencia» y «mentiras» en la gestión del Gobierno central. En este sentido, ha revelado que el partido propuso varios pactos de Estado para, entre otros asuntos, por la Educación, la Justicia, las pensiones, para combatir el secesionismo, la inmigración irregular, o para gestionar de manera «transparente» los fondos europeos. «Queremos llegar a entendimientos con el Gobierno en beneficio del interés general de los españoles», aclara.

«Cuando Pablo Casado fue elegido presidente en julio de 2018, el PP ocupaba la tercera posición en las fuerzas políticas en las encuestas. Hoy ya es la primera» Este es el dato que ofrece el diputado del PP por Melilla, Fernando Díaz de Otazu, para mostrar el balance positivo que, a su juicio, ha realizado el partido después de tres años de Pablo Casado como presidente nacional. Un trayecto que, según detalla Otazu, se ha concentrado en torno a tres ejes principales: En primer lugar, «unir todo el partido» en torno al liderato de Casado, en segundo lugar, «consolidar el poder territorial» del partido en las diferentes autonomías y ayuntamientos en los que gobierna el PP y, en tercer lugar, recuperar la «hegemonía del espacio electoral del centro derecha» para configurar una «alternativa ganadora».

En este sentido, el diputado popular ha desgranado cinco líneas principales de actuación del partido para los próximos años para «recuperar proximidad» con los españoles: defensa de la nación, la «promoción» de la libertad personal, el fortalecimiento del Estado de Derecho, «potenciar» la economía de libre mercado y proteger la «igualdad de oportunidades», la familia, la vida y el bienestar.

En defensa del interés general

Otazu lamenta que el Gobierno central prefiera a sus socios «comunistas y separatistas» que con el PP para alcanzar acuerdos tan importantes como es el de gestionar de forma «transparente» los Fondos de Recuperación y Resiliencia procedentes de la Unión Europea para reconstruir la economía tras la crisis del coronavirus.

«Nosotros queremos llegar a entendimientos con el Gobierno  en beneficio del interés general de los españoles», afirma.

A modo de conclusión, el popular resalta que, tres años después de la elección de Casado como líder, la forma de «entender la política» del partido pivota sobre la «defensa de la libertad de España reforzando las instituciones e impulsando el reformismo que inspire a los jóvenes dando esperanza a las familias y dando tranquilidad a los mayores».

«No nos mueve más aspiración que la defensa del interés general de los españoles”, remata.

Niega que el PP bloquee la reforma del CGPJ y cree que la Ley de Memoria Democrática «reverdece viejas rivalidades»

El diputado popular ha abordado también otros dos asuntos de actualidad: la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y de la nueva Ley de Memoria Democrática. En torno a la primera, Otazu asegura que para que esta se lleve a cabo debe haber un acuerdo entre el PP y el PSOE en el Congreso, ya que suman los 210 diputados necesarios para desbloquearlo. Asimismo, acusa al PSOE de “imponer las tesis” de Unidas Podemos en este asunto. “Para el PP esta aproximación no es cualitativamente conveniente habida cuenta de las descalificaciones permanentes que relevantes miembros de Unidas Podemos realizan sobre nuestras instituciones judiciales”, explica.

En relación al anteproyecto de la Ley de Memoria Democrática, Otazu cree que esta producirá “desencuentros “ entre españoles que, a juicio de Otazu, se “superaron en la Transición”. “La Transición no fue el triunfo de ninguna parte sobre otra, sino un esfuerzo conjunto para mirar al futuro comprometiéndose a no buscar las motivaciones que nos llevasen a viejos desencuentros del pasado”, arguye. 

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas