El patio de monipodio del sátrapa Hamed

Melilla Levántate, por José Megías Aznar Melilla.levantate@gmail.com

No deja de ser paradigmático en nuestra ciudad que los políticos que tenemos digan una cosa y hagan otra. Cada vez lo hacen con más impunidad, sin que nadie los llame al orden. La democracia electiva no se puede convertir en una imposición que nada más se puede cambiar cada cuatro años.

La administración de los bienes públicos necesita un control real por parte de los funcionarios públicos. Se les paga para eso. Algunos están consintiendo que los políticos de turno se gasten el dinero como ellos quieran y con los que ellos quieran. La justicia es lenta (por desgracia), pero tarde o temprano el que la hace lo paga.

La situación del proceso abierto por la Fiscalía contra Francisco Robles y el director general de Deportes, que está a punto de iniciarse el juicio oral, nos enseñará cómo políticos y funcionarios no han cumplido su compromiso con la ciudadanía. El caso del director general es muy revelador de cómo ha actuado y (pienso) sigue actuando. El Consejo de Gobierno se tiene que personar en esta causa para defender lo público.

El consejero de Deportes dijo que informaría cuando tuviera los datos. Ha pasado un tiempo prudencial y generoso y sigue sin informar. Cuando se quiere tapar un hecho y no se toman decisiones drásticas es porque alguien tiene algo que ocultar o callar para que no le salpique. Ante la apertura de juicio oral, el director general tiene que ser cesado. El juez ya dirá si es culpable o no.

Siempre he dicho que si hay un político corrupto es porque hay un funcionario corrupto. Es decir, la corrupción no es nunca de una persona sola, por lo menos hay dos. Supongamos que existe una empresa ad oc que presenta unas facturas por unos servicios de los que no tiene capacidad de obrar y se tramitan como reales. Ejemplo, una persona factura servicios de ambulancia y de seguridad en la reciente Copa del Rey en Melilla cuando su actividad en este sector es nula, pero se paga como verdad.

Supongamos que en esa actividad deportiva se contratan azafatas, barandillas, etc… y nadie sabe dónde estaban, porque el que las paga no tenía que contratarlas. Todos estos flecos “reales” se le adjudican a una “empresa amiga”, que empezó a funcionar en agosto del 2021, ya sea como autónomo o empresario. El hecho es que ha realizado de todo para Deportes en estos pocos meses. Esta hipotenusa empresarial con su compañera autónoma ha facturado y percibido cantidades importantes, sin que la realidad sea tangente. A esta pareja, además, les han concedido 27 trabajadores jóvenes en su casa con un gasto de 270.000 euros. Por cierto, este adjudicatario de dinero público no es ningún vulnerable, es propietario de unos cuantos inmuebles y vehículos a motor. Todo esto lo ha legalizado el director de Deportes y el consejero ha ordenado el pago. Debería investigarse por alguien. Los dos tienen mucho que taparse, por eso no lo cesa el consejero.

 

MENORES

 

Recordarle a la Consejera que los ex tutelados adjudicados a GINI siguen viviendo en un local comercial (eso dice el registro) y alquilado, que no tiene célula de habitabilidad como hospedería. Por supuesto que este reducido grupo de personas “viven” aquí mejor que en la calle, donde están la inmensa mayoría de ellos. Es verdad que en la época del cromañón se vivía peor que ahora, pero en el siglo XXI hay otros parámetros para la dignidad humana.

Otra perla de la consejera es “la reducción de menores en nuestra ciudad sería dramático para le economía de la ciudad porque de estos menores viven muchas familias y empresas”. Esto no es una ocurrencia de esta señora en una entrevista, es su argumentario permanente. Para ella es una bendición que en Melilla se atiendan a todos los menores marroquíes porque crean riqueza a los “enchufados de CPM, ya sean trabajadores o empresarios como los panaderos”. Se olvida esta señora sin sentido común, el gasto tan grande que supone para las arcas públicas del dinero de todos. Habla como si el dinero lloviera del cielo o nos lo ingresara Marruecos. No salgo de mi asombro con este mantra. Es no saber dónde se está y para qué se está. Los menores son para ella un negocio, no una atención a los niños desfavorecidos, ni a la dignidad de ellos. Lo dramático para Melilla es tenerla a usted como consejera; su cuñado piensa lo mismo.

 

JUCIO ORAL

 

Este mes va de apertura de juicios orales. Ya está en movimiento el de Deportes, ahora se va iniciar el de Rostrogordo. Ya era hora que ocurriera algo contra la impunidad del poder.

La decisión judicial de abrir juicio oral por presunto delito de prevaricación administrativa por adjudicación de emergencia del contrato de atención a menores no acompañados en las instalaciones de Rostrogordo tiene muchas aristas. La empresa adjudicataria LISA MELILLA no reunía las condiciones para este servicio. La contratación del personal de educadores se ha hecho sin tener muchos, una mínima, o ninguna formación para este cometido. Supongo que en el juicio se verán los criterios de selección y quiénes eran, porque a lo mejor nos encontramos que eran contratados por filiación política y relación familiar, no sólo de los políticos sino también de la empresa advenediza. Supongo que se investigará también a las empresas que abastecían a este centro.

Me alegro que hayan sobreseído al director general y al vice consejero del Menor del momento. A este último su partido lo dejó sólo ante la Justicia, ya le dije en su momento que era mejor estar sólo que mal acompañado. A los que acompañaron en masa, son los que siguen procesados. El presidente sobreseído, como no pinta nada, tampoco para la Justicia tiene interés.

Espero que el autor intelectual de estos hechos salga a defender a sus compañeros y diga que cumplieron sus órdenes. Porque si el padre de la titular de la empresa procesada como cooperadora necesaria, sacase los audios (para defender a su hija) que dice que tiene, nos enteraríamos de las órdenes del dueño del cortijo.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Un comentario

  1. Magnifica redaccion exponiendo la realidad del dia a dia en Melilla. La politica en esta Ciudad se ha convertido en la obligacion diaria que mentir y saquear. Ya la justicia ira como dice asi mismo haciendo su labor tarde pero efectiva.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas