El nuevo contrato de La Purísima valorará la acogida a extutelados y la formación TIC a menores

La Asamblea de Melilla aprobó ayer este viernes de manera inicial el nuevo contrato de gestión del centro de protección de menores de La Purísima, que tiene entre sus novedades la puntuación en el concurso de adjudicación a las empresas que oferten servicios de acogida a extutelados y formación TIC a los menores.

Este asunto contó con los votos favorables de los grupos del Gobierno, Coalición por Melilla (CPM), PSOE y Eduardo de Castro, así como del expresidente de Vox, Jesús Delgado y el rechazo del PP y Vox, tras un debate tenso en el que los populares afirmaron que se trata de una “nueva situación irregular” en la gestión de menores por parte del Ejecutivo local.
Así, Quevedo explicó que el centro está siendo gestionado mediante un contrato de emergencia desde hace 15 meses al que le quedan seis, por lo que supone que “una empresa que no ha ganado un concurso” lleva haciéndose cargo de La Purísima desde hace más de 20 meses.
Este pliego, en palabras del diputado popular, se debería haber presentado hace un año, pero cree que es una muestra de que la política de menores del Gobierno “es un desastre” y, por ello, el PP no puede respaldar el pliego.
Insistió en que esas supuestas irregularidades son algo “habitual” en esta legislatura, y ahondó en su sospecha sobre la gestión del Ejecutivo local en la ampliación del centro.
La consejera de Hacienda, Dunia Almansouri, respondió como portavoz de CPM advirtiendo de que no iba a permitir “distintas insinuaciones que son falsas, totalmente”, y reiteró que el expediente al que aludía Quevedo no se ejecutó porque se paralizó, de ahí que preguntara dónde está el problema.
Asimismo, reprochó al PP su “valentía” para hablar de este contrato cuando durante su mandato pagó “por encima del valor del contrato”, lo que impide ahora abonar facturas pendientes y, además, el centro de acogida tenía a más de mil residentes cuando su capacidad máxima era de 385.

Novedades
La consejera del Menor y Familia, Cecilia González, acusó al PP de no interesarle los menores, a diferencia del Ejecutivo actual, que ha redactado estos pliegos “pensando en los niños, que son los destinatarios” del servicio que ofrece el centro de acogida.
Entre las novedades, destacó el “pequeño incremento en el coste” por los costes salariales, ya que el número de trabajadores se mantiene aunque la ocupación del centro haya disminuido, si bien debido a la pandemia se han empleado más espacios que requieren más personal.
Asimismo, se refirió al ahorro de 385.000 euros que podría suponer para la Ciudad Autónoma este contrato porque se puntúa en la adjudicación los recursos terapéuticos que ahora se pagan con la reserva de siete plazas en un centro especializado de la península.
Lo mismo sucede con los recursos de acogimiento para los extutelados por la Ciudad Autónoma que prefieren quedarse en Melilla cuando cumplen los 18 años, así como la creación de aulas TIC para darles una formación que facilite una salida laboral, algo que ya está dando frutos, aseguró la consejera.

Un minuto de silencio por Javier Imbroda

La Asamblea guardó ayer tres minutos de silencio antes del inicio de la sesión plenaria, uno de ellos por el fallecimiento de Javier Imbroda. Los otros dos, como al inicio de cada pleno, fueron para las víctimas de la pandemia y para las víctimas de violencia de género.
Durante el pleno también se aprobó por unanimidad un estudio de detalle en una parcela del antiguo cuartel Gabriel de Morales.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas