El Ministerio del Interior asumirá en solitario la reforma y modernización del paso de Barrio Chino

Según informó anoche El Periódico de España, este proyecto está en estudio con varias empresas públicas y el apoyo de fondos europeos para dotarla de sistemas de identificación facial y datos biométricos

El paso fronterizo de Barrio Chino será sometido a una reforma y modernización cuyos gastos y proyecto correrán a cargo del Ministerio del Interior, que contará con el apoyo de fondos europeos. Según informó anoche El Periódico de España, mientras dura la obra, este puesto fronterizo seguirá cerrado durante un tiempo prolongado, en el que será reforzado con peines invertido y mallas antitrepa para evitar intentos de entrada como el del pasado 24 de junio, en el que murieron aplastados en la avalancha, según datos de Marruecos, 23 inmigrantes.

De acuerdo con la información de El Periódico de España, la reforma del paso fronterizo de Barrio Chino está siendo sometida a estudio por parte de técnicos del Ministerio del Interior y de varias empresas públicas. De hecho, esta obra será financiada en solitario por España.


El objetivo es que esta frontera peatonal cuente con los sistemas de identificación facial y anotación de datos biométricos, algo que no es posible sin una obra de gran envergadura en el edificio de control de Barrio Chino, que data de 1988 y se reformó puntualmente en 2015, según El Periódico de España.


De esta manera, Interior podría cumplir su intención de que todos los pasos de España con Marruecos cuenten con estos sistemas modernos de vigilancia, la llamada frontera inteligente, que por ahora está en proceso de implantación en la frontera de Beni-Enzar en el caso de Melilla. En la frontera de Ceuta ya está aprobada desde hace un mes la última fase de modernización del sistema de protección fronteriza terrestre.


Según El Periódico de España, el Ministerio del Interior lleva invertidos en ello 50 millones de euros y las obras corren a cargo de empresas con una habilitación de seguridad concedida por Interior, siendo la empresa pública Tragsa la principal.

Refuerzo
Las obras de reforma y modernización del paso de Barrio Chino supondrán que seguirá cerrado durante largo tiempo, para lo que será reforzado con mallas antitrepa y peines invertidos para evitar que puedan darse más intentos de entrada como el del pasado 24 de junio y otros anteriores, ya que es una de las denominadas zonas calientes del perímetro por carecer de estos elementos de seguridad, estar cerca del monte Gurugú y contar con viviendas al otro lado que facilitan a los inmigrantes la aproximación al vallado sin ser vistos.


Con estas obras, además, Interior pretende poner fin a unas instalaciones muy precarias en el paso de Barrio Chino, con pasillos enrejados muy estrechos donde antes del salto a la valla del pasado 24 de junio, hace años, ya murió algún porteador también en momentos de aglomeración.
Las fuentes citadas por El Periódico de España califican el control de Barrio Chino como “el peor puesto fronterizo de Europa” por sus condiciones, inclinado cuesta abajo lateral y con un pasillo muy estrecho, individual, con un torno que supone un embudo.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas