Escribe para buscar

Política

El INGESA “nunca ha controlado” la actividad de Jesús Delgado Aboy a pesar de no tener la compatibilidad

Compartir
Jesús Delgado Aboy

Las recientes informaciones sobre la presunta violación de la normativa sobre incompatibilidades por el médico y tránsfuga político Jesús Delgado Aboy han puesto en evidencia que el Servicio de Salud del Estado ha omitido los controles mínimos aplicados a los empleados públicos, según han informado fuentes de la oposición.

Al respecto han apuntado que los antecedentes de Jesús Delgado son “una relación de violaciones” a las normas del Colegio de Médicos y a los principios elementales de la ética política. En este sentido, han subrayado que como presidente del Colegio de Médicos “traicionó a sus colegas al gestionar arbitrariamente la corporación y administrar irregularmente los fondos colegiales, hechos por lo que tuvo que abandonar la presidencia y se abrió una investigación judicial”. Y como presidente de Vox, han añadido, “traicionó a sus compañeros políticos y fue expulsado de esta formación política, pero ha mantenido el escaño de diputado para mantener un doble juego inmoral con Coalición por Melilla y el PP”.
De este modo, han apuntado que “con este currículum de incumplimientos era lógico que como médico del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) no fuera un modelo de funcionario ejemplar” al recalcar que “no solicitó la compatibilidad para desempeñar el cargo de Diputado de la Asamblea y tampoco la ha pedido para ocupar la presidencia de la empresa local PROMESA”.
Según la citada fuente, el código disciplinario de los empleados públicos castiga la infracción de las normas sobre incompatibilidades como falta muye grave o grave.
“Es muy grave el incumplimiento de las normas sobre incompatibilidades cuando ello dé lugar a una situación de incompatibilidad, y es falta grave el incumplimiento de los plazos u otras disposiciones de procedimiento en materia de incompatibilidades, cuando no suponga mantenimiento de una situación de incompatibilidad” han detallado.
A su juicio, Delgado habría cometido presuntamente las dos faltas: una falta grave por no solicitar la compatibilidad para ejercer su función como diputado y una falta muy grave por incurrir en una situación de incompatibilidad como presidente de PROMESA.
Pese a la gravedad de estas conductas, han denunciado que el INGESA estaría tolerando “los abusos de Delgado y nunca investigó ni abrió expediente disciplinario”. Pero lo peor de este asunto, han añadido, “es que Delgado se marchaba de su puesto de trabajo sin justificar que sus ausencias estaban motivadas por reuniones del Pleno o de las comisiones de la Asamblea”.
Según fuentes de la oposición, Jesús Delgado “nunca justificó con certificados del Secretario General de la Asamblea” que sus largas ausencias eran para el desempeño de su cargo de diputado.
Por todo ello, han reclamado que el Director Territorial del INGESA y la Directora Gerente del Hospital expliquen por qué se ha dado este presunto trato de favor al diputado tránsfuga y por qué no se ha actuado disciplinariamente contra alguien que supuestamente ha cometido varias infracciones disciplinarias.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *