El hombre que traicionó a todo el mundo

Jesús Delgado Aboy con la estatua de franco

Si algo ha marcado la corta trayectoria política de Jesús Delgado Aboy, eso es la traición. Para llegar a ser cabeza de lista de una nueva formación que se presentaba a las elecciones municipales de 2019, Vox, tuvo que traicionar a quienes impulsaron el partido en la ciudad para él situarse en el nº1 de la lista. Una vez que consiguió el escaño de diputado en la Asamblea y la presidencia de Vox, unos audios que se hicieron público delataron que también estaba traicionando a la dirección nacional del partido que le había situado en esa privilegiada posición, con críticas descarnadas incluso a su presidente Santiago Abascal. Una vez descubierto, Vox decidió su expulsión y le exigió que entregara el acta de diputado que había conseguido bajo sus siglas. Pero Delgado no había hecho todo este recorrido, que le había costado grandes enemistades y tirar por los suelos su imagen, para abandonar la “casa grande” e hizo lo que muchos ya imaginaban que haría, conociéndolo en este periodo de tiempo. Se quedó con el asiento de parlamentario, aunque fuera a condición de convertirse en tránsfuga. El dinero que le reporta no es moco de pavo, pensaría. 

Ahora da una vuelta de tuerca de más y al partido que más denostó durante la pasada campaña electoral, CPM, es ahora el que le sitúa al frente de la presidencia de Promesa. A Jesús Delgado no solo no le disgusta, sino que la mayoría de las veces parece el noveno diputado cepemista, como otra de sus transformaciones más escandalosas: de apoyar la figura de Francisco Franco, con su oposición a la retirada de su estatua, a propiciar con su voto clave la retirada del monumento a los Héroes de España. Una traición más que sumar a su currículum y ello sin contar con las que cometió contra sus compañeros del Colegio de Médicos que estas, sí, le han valido estar inmerso en un proceso judicial por un supuesto delito continuado de administración desleal y otro supuesto delito continuado de apropiación indebida. Todo un carrerón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ADVERTENCIA LEGAL: MELILLA HOY no secunda ni corrobora los artículos de opinión ni las manifestaciones expresadas en los comentarios de opinión de la web de este diario y sus respectivas redes sociales, y en consecuencia, no se hace responsable del contenido de los mismos.

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€