El hombre agredido con un vaso también fue detenido por un delito de abusos sexuales acusado de tocar el trasero a una joven sin su permiso

Torres judiciales Melilla

«Reaccioné así porque sufrí una agresión sexual cuando tenía 16 años” señala la chica que usó un vaso para agredir al hombre en la terraza de un céntrico bar

El hombre que resultó herido la noche del sábado en la espalda con un vaso en un suceso ocurrido en una terraza de un bar de la calle peatonal Justo Sancho-Miñano, cruce con calle O´Donnell, también fue detenido, por haber tocado presuntamente el trasero sin su permiso a la mujer que le terminó hiriendole.

Tanto el hombre como la mujer durmieron la noche del sábado en los calabozos de la comisaría antes de pasar el domingo a disposición de un juez, que les tomó declaración por separado y los puso en libertad con cargos.


La mujer, que en realidad tiene entre 20 y 24 años de edad y no unos 40 como se dijo en un principio, ha sido acusada de la comisión de un presunto delito de lesiones. El hombre, que dobla ampliamente la edad a la chica, ha sido acusado por su parte de la comisión de un presunto delito de abusos sexuales.

La joven, que asegura que fue ella la que requirió la presencia policial, cuando ocurrieron los hechos, admite que agredió al hombre con una copa en la espalda “porque no solo me te tocó el trasero, sino que además me manoseó con las dos manos”, cuando esperaba en la cola para entrar en el baño de mujeres. Cuando le preguntó qué hacía, asegura que el hombre le respondió que pensó que “trabaja en eso”, motivo que le llevó a reaccionar de la forma con la que le hizo, ampliado además por el trauma de haber sufrido una agresión sexual cuando tenía 16 años, de la que aún no está recuperada.


“Me arrepiento porque no es propio de mí, pero me dejé llevar por la ira porque he actuado en defensa propia y porque aún estoy traumatizada por lo que me ocurrió con 16 años” ha insistido.
El hombre, por su parte, fue atendido en el hospital de las lesiones en la espalda provocadas por la copa rota, de la que requirió varios puntos de sutura, antes de ser llevado a Comisaría para pasar la noche en los calabozos.
Los dos afrontarán un juicio, ella acusada de un presunto delito de lesiones y él de presuntos abusos sexuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ADVERTENCIA LEGAL: MELILLA HOY no secunda ni corrobora los artículos de opinión ni las manifestaciones expresadas en los comentarios de opinión de la web de este diario y sus respectivas redes sociales, y en consecuencia, no se hace responsable del contenido de los mismos.

Relacionado

Noticias Relacionadas

Esclavos de Hacienda

Ese es el acertado título de un artículo de Isabel San Sebastián en ABC, el 31/1. Habla de “expolio”; de “dirigentes adictos a gastarse nuestro

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€