CARGANDO

Escribe para buscar

Economía

El Gobierno destina 12,2 millones a ayudas a empresas de Melilla que hayan sufrido pérdidas

Compartir
Dunia Almansouri

Para empresas y autónomos de Melilla cuyo volumen de operaciones haya caído en 2020, al menos, un 30 % respecto al año anterior, requisito que podrían cumplir un número importante en la ciudad por el cierre fronterizo

El Gobierno de España ha destinado 12,2 millones de euros a una convocatoria de ayudas para empresas y autónomos de Melilla cuyo volumen de operaciones haya caído en 2020, al menos, un 30 % respecto al año anterior, requisito que podrían cumplir un número importante en la ciudad por el cierre fronterizo de la pandemia.

La consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri, dio a conocer ayer en rueda de prensa los detalles de esta convocatoria, cuyas bases han sido aprobadas por el Consejo de Gobierno celebrado este pasado lunes, y por las que se podrán presentar las solicitudes desde el martes 27 de julio, hasta el 15 de octubre de este año.

Almansouri explicó que se ha dejado este margen para abrir el plazo porque el día 25 finaliza el plazo de presentación del Impuesto de Sociedades, de modo que así se da un margen a las gestorías y asesorías que deben tramitar estas ayudas y, además, se podrá tener un conocimiento real del volumen de operaciones de las sociedades melillenses en 2020.

El objetivo de estas ayudas es reducir el endeudamiento general por las empresas melillenses entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021 por contratos suscritos antes del 13 de marzo de 2021, como préstamos, préstamos ICO o cualquier otra ayuda antes de que se publicara el Real Decreto 5/2021 que regula la convocatoria.

Estas ayudas, que no serán incompatibles con otras, podrán ser de 3.000 euros cuando se trate de empresarios o autónomos que apliquen el régimen de estimación objetiva en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas; y de entre 4.000 y 200.000 euros para el resto, en función de su volumen de negocio.

Podrán acceder a ellas todas las empresas cuya actividad se desarrolle en Melilla, salvo las que tengan que ver con el ámbito de la banca y el sector financiero, ya que entienden que “no se han visto afectadas por la crisis del coronavirus”, dijo Dunia Almansouri.

La consejera destacó la logística que se ha llevado a cabo para poder atender las peticiones de ayuda de una forma “ágil y rápida”, para lo que se ha creado un programa específico, con cargo a la partida de personal por la pandemia, con el que se han contratado a cinco personas de la bolsa de trabajo entre técnicos y agentes tributarios.

En este sentido, Almansouri subrayó que la adjudicación de las ayudas será continua y no será necesario esperar a que el 15 de octubre acabe el plazo de presentación, ya que de manera semanal se cruzarán los datos con la Agencia Tributaria, y mensualmente desde Intervención se iniciará un reporte de las solicitudes admitidas el mes anterior.

El programa de ayudas tendrá una duración de tres años y distintas fases, una de ellas para el trámite y adjudicación, y otra para la justificación, que se podrá prolongar hasta finales de 2022, de modo que la Ciudad Autónoma tenga todo el año 2023 para poder justificar al Estado la concesión de las ayudas.

Requisitos

Entre los requisitos establecidos para los solicitantes, además de los contemplados en la Ley de Subvenciones, están tener la sede social en territorio español y una caída de volumen de operaciones anual en 2020 de un 30 % como mínimo con respecto a 2019, además de no hacer cesado la actividad en el momento de proceder a la solicitud.

Asimismo, los destinatarios de las medidas deben comprometerse a mantener la actividad correspondiente a las ayudas hasta el 30 de junio de 2022; no repartir dividendos durante 2021 y 2022 y no aprobar incrementos en las retribuciones de la alta dirección durante un periodo de dos años desde aplicación de alguna de las medidas.

En el caso de no cumplir algunas de estas premisas, tendrán que devolver el importe de las ayudas, explicó Dunia Almansouri, que confió en que las ayudas puedan llegar a la totalidad de las empresas afectadas, aunque dijo ser consciente de las dificultades que podrían tener muchas para acceder a ellas al no haberse endeudado y no poder justificarlas.

Por ello, avanzó que pedirán al Gobierno “algo más de flexibilidad” y que el dinero de esta convocatoria que no pueda ser concedido se pueda redirigir a otras ayudas o cuestiones relacionadas con las empresas melillenses.

En cualquier caso, destacó que son 12,2 millones de euros los que se ponen en circulación para el tejido empresarial de la ciudad, que se suman a los 12,7 millones de euros del préstamo solicitado por la Ciudad Autónoma el año pasado y los nueve millones del fondo REACT-EU, lo que supone casi 35 millones de euros en ayudas a las empresas melillenses entre 2020 y 2021.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *