Escribe para buscar

Economía

El diagnóstico del Plan Estratégico de Melilla se podrá incorporar al Plan Especial de Moncloa

Compartir
Secretario estado

Según el secretario de Estado de Política Territorial, ambos planes “son perfectamente complementarios”, aunque el que prepara el Gobierno “pretende ser más amplio” incorporando reformas, inversiones y recursos del Estado

El Gobierno de España tendrá para finales de junio el Plan Especial para Melilla, anunciado por su presidente, Pedro Sánchez, tras la crisis en la frontera de Ceuta del pasado mes de mayo, que contemplará inversiones y reformas normativas para el desarrollo económico y social de ambas ciudades autónomas.

 El Plan Estratégico que el Gobierno de Melilla empezó a elaborar en enero de 2020 será tenido en cuenta por Moncloa para el Plan Especial que va a comenzar a elaborar, ya que entiende que ambos documentos “son perfectamente complementarios”.

Así lo expuso ayer el secretario de Estado de Política Territorial, Alfredo González, que visitó ayer Melilla, tras viajar el día anterior a Ceuta, y mantuvo una reunión de trabajo de una hora y media con el presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, la vicepresidenta primera, Gloria Rojas (PSOE), y la consejera de Hacienda, Dunia Almansouri (CPM).
González señaló que el diagnóstico y el trabajo previo realizado en el Plan Estratégico se podrán incorporar al Plan Especial impulsado desde el Gobierno de España, que “pretende ser más amplio” incorporando todas las reformas, proyectos de inversión y recursos del Estado que se van a poner en marcha en Melilla.
La idea es que el Plan Especial recoja “una batería de inversiones, proyectos y reformas que garantizarán la prosperidad económica y social de Melilla y sus habitantes de cara al futuro”, que “proporcionará confianza, progreso y bienestar social y será la prueba de que la colaboración, diálogo y lealtad mutua entre administraciones producen resultados espectaculares”. El secretario de Estado, no obstante, no ofreció detalles de ninguna de esas reformas e inversiones hasta que no se redacte el documento.
El plan integral en el que va a empezar a trabajar el Gobierno busca identificar las reformas normativas que necesita Melilla, así como los sectores económicos y proyectos a los que destinar las inversiones, y pretende ser “la mejor herramienta para canalizar el flujo de fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia”.
González dijo que este plan será “la hoja de ruta para la transformación económica y social de la ciudad”, y su objetivo es incentivar la creación de oportunidades en Melilla, garantizar su viabilidad y progreso económicos, además de reforzar la cohesión social.

Tragsatec
Para ello, el Gobierno ha encargado la elaboración de este plan a Tragsatec, filial de la empresa pública Tragsa, de la que el secretario de Estado destacó su “enorme prestigio, larga trayectoria y dilatada experiencia en la elaboración y aplicación de planes de desarrollo territorial”, lo que ofrece al Gobierno “máximas garantías para afrontar este proyecto”.
La documentación estará lista en un plazo de seis o siete meses, y será elaborada por dos equipos, uno de Ceuta y otro de Melilla, aunque habrá un tercer equipo coordinando el trabajo desde Madrid, compuestos por un total de 14 personas, lo que eleva a unos 600.000 euros el coste aproximado, de acuerdo con las tarifas públicas de la empresa pública publicadas en el BOE.
Asimismo, el secretario de Estado de Política Territorial anunció que se llevará a cabo un proceso participativo para recabar propuestas de las administraciones y de los agentes socioeconómicos, de manera que “la identificación de las prioridades venga de la propia sociedad civil melillense”, incluyendo ciudadanía, empresas y sindicatos.

“Situación crítica”
El presidente de la Ciudad Autónoma, por su parte, destacó la importancia del plan estratégico y recordó que Melilla, como Ceuta, ha pasado “por una situación crítica” debido al “cambio de relaciones con el país vecino” desde su decisión unilateral del cierre de la aduana comercial el 31 de agosto de 2018, después de décadas en funcionamiento.
“Eso y otras circunstancias han hecho que recibamos, además del mazazo que supuso la COVID-19, que nuestra economía se haya resentido gravemente y eso, unido a otras circunstancias, hace necesario ahora, más que nunca, revertir, buscar nuevos nichos y un nuevo horizonte para la ciudad”, agregó De Castro.
El dirigente melillense puso en valor el trabajo realizado en Melilla para sacar adelante el Plan Estratégico, pero lamentó que el PP, que “tuvo una inicial buena predisposición y participó en los trabajos, al final se quitó de en medio”. No obstante, se congratuló de que “ese bagaje va a valer como base para los distintos trabajos que se vayan realizando” ahora por parte del Gobierno para su Plan Especial.
Además, destacó la importancia de la colaboración institucional. “Sin la confianza, el respeto y la colaboración institucional no es posible inventar ningún plan estratégico”, dijo al recordar que Melilla “tiene cuestiones de autonomía, locales y otras que tienen que ver con el Estado”.

Relaciones de cooperación y buena vecindad con Marruecos

Preguntado sobre el papel que podría jugar Marruecos en este plan, el secretario de Estado respondió que “es un Plan del Gobierno de España para el progreso, la prosperidad y el bienestar de la ciudad” que se va a impulsar a través de un proceso participativo. “Esto no es óbice, por supuesto, para seguir manteniendo con Marruecos las mejores relaciones de cooperación, de buena vecindad y que, sin duda, proseguirán en el futuro”. Una buena vecindad que busca la prosperidad compartida de ambas ciudades autónomas con Marruecos.
Dijo, además, que el Gobierno está trabajando estos meses para “establecer las mejores condiciones de apertura de frontera cuando tenga lugar”, dada la situación sanitaria.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *