El cuerpo de Bomberos se especializa en intervenciones de emergencia en altura con vehículos autoescala

Esta semana se desarrolla un curso de formación dirigido a 32 efectivos del cuerpo, que incluyen prácticas reales con un vehículo específico de reciente adquisición.

Durante esta semana se han comenzado las prácticas del curso de camión de escala que se está realizando por el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS) de la Ciudad Autónoma de Melilla.
Se trata, concretamente, de una “formación específica para la intervención en altura con vehículos de autoescala automática EAE Magirus  32L-AS destinado a 32 de los efectivos de este cuerpo”, aclaran.
La formación, comenzó el pasado lunes y se ha desarrollado durante estos días, hasta su finalización, que fue ayer viernes. La misma, se ha llevado a cabo en turnos de mañana y tarde, contando con dos grupos diferenciados, aplicando los conocimientos teóricos sobre maqueta.
En el día de ayer, también en turnos de mañana y tarde, el Cuerpo de Bomberos de Melilla manifiesta que “los 32 participantes llevaron estos conocimientos a la práctica interviniendo con dicho vehículo, cuya escalera alcanza una altura máxima de 30 metros (el equivalente a un edificio de diez plantas), en uno de los bloques residenciales de la urbanización Araucaria, en el Barrio de El Real”.
El objetivo de dicha formación, tal y como indican “ha sido dotar al cuerpo de Bomberos de las mejores técnicas de posicionamiento con este tipo de vehículos, de cara a maximizar las prestaciones del mismo en futuras intervenciones en la Ciudad”, donde refieren que “la formación encuentra su utilidad en que muchas de las intervenciones desarrolladas por el SPEIS requieren de la utilización de los denominados vehículos de altura. Estos vehículos, incluidos en la dotación del parque móvil melillense, están equipados con varios tramos de escaleras o brazos que, mediante movimientos de elevación, extensión, rotación y giro, permiten a los efectivos llegar a puntos concretos situados en diferentes alturas durante una emergencia tales como ventanas, terrazas o cubiertas de edificios”.
Se trata, en consecuencia, de vehículos cuyo maneja presenta una gran complejidad, siendo necesario que las personas asignadas a su cargo cuenten con una formación amplia y muy específica.
El proceso formativo, manifiestan “se ha centrado exclusivamente en la autoescala automática V5, de reciente adquisición y de gran valor para el SPEIS y para la propia Ciudad de Melilla”, dentro del marco en el que este servicio de Bomberos  prevé, próximamente, “llevar a cabo otras acciones formativas específicas que perfeccionen el importante servicio que este cuerpo ofrece al ciudadano”. 

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas