El comercio electrónico llegó para quedarse y Melilla no será una excepción

Imagen de la reunión

Durante 2020 el crecimiento en las ventas ecommerce en España fue del 36%. España fue el tercer país con mayor crecimiento ecommerce en aquel año. Este gran aumento no fue solo debido al confinamiento… sino también a la fuerza que están cobrando días promocionales como Black Friday, Singles Day o Cyber monday. Los pagos por móvil (mobile commerce) aumentaron un 15%. El top 5 de productos más comprados a través de internet fue: moda, ocio, calzado y complementos, dispositivos móviles y productos de belleza. El porcentaje de compradores aumentó en todos los sectores analizados a excepción de ocio y viajes; este último fue el más perjudicado por la pandemia y se está recuperando a pasos agigantados durante 2021.

Es evidente que nuestra sociedad ha cambiado y que el ecommerce (comercio electrónico) va a seguir recortando la distancia con el comercio “físico”, que no dentro de mucho tiempo tendrá un porcentaje total de ventas menor que el “electrónico”. Nuestra juventud nació en la era digital y, en muchos casos, ni se le pasa por la imaginación ir a tiendas físicas para hacer sus compras, pero también los “atrasados digitales” nos vamos poniendo al día y cada vez usamos más el ecommerce. El comercio electrónico, como antes lo hicieron la rueda, la electricidad o los coches, ha llegado para quedarse.

Ya lo dijo Charles Darwin (1809-1882): “No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio”. En este caso al cambio tecnológico y/o digital..

Otras frases que vienen al caso:

“El hombre que ha cometido un error y no lo corrige, comete otro error mayor” (Confucio).

“Creo que este es el mejor consejo: piensa constantemente cómo podrías hacer mejor las cosas. Si algo es lo suficientemente importante, deberías intentarlo. Incluso si el resultado probable es el fracaso” (Red Hastings, cofundador y CEO de Netflix).

“No estamos en una era de cambios, sino en un cambio de era caracterizado por la digitalización de prácticamente todo lo que nos rodea” (Emérito Martínez. Digital Business Transformation Leader at Themarketingmaps).

Intentemos en Melilla aprender de Confucio o de personas de gran éxito como Red Hastings, corrijamos el error de la falta de digitalización en Melilla y perdamos el miedo a intentar algo que es muy, muy importante. Es necesario un cambio digital y me atrevería a decir que también es vital para que Melilla avance y tenga futuro, un futuro que pasa por, entre otras cosas, modernizar y digitalizar la forma de comercializar y relacionarnos.

¿Podrá estar, por una vez, Melilla a la cabeza del desarrollo de las cosas y dejar de ser los últimos o los peores en casi todo? Espero que sí. De momento, se están dando grandes pasos positivos con la plataforma Midala de comercio electrónico, que desarrolla Sodemel (Sociedad para el Desarrollo de Melilla) y que cuenta con el anunciado apoyo (que tendrá que concretarse y creemos que se convertirá en hechos) de la CEME y de la Consejería de Hacienda.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas