El Comarcal ofrece la hemodiálisis en todas sus modalidades y técnicas

Los profesionales del Servicio de Nefrología del centro hospitalario melillense destacan la importancia de que todos expresemos el deseo de ser donante de órganos y tejidos para facilitar la labor de los sanitarios tras el fallecimiento

La Unidad de Diálisis del Hospital Comarcal de Melilla, dependiente del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), que es la encargada de ofrecer y dar el tratamiento sustitutivo a los pacientes que padecen enfermedad renal, ha incrementado su infraestructura en medios y equipo profesional en los últimos tiempos, especialmente desde que se inició la pandemia del COVID-19.

Con el objetivo de difundir el quehacer diario de esta Unidad, INGESA Melilla ha difundido un video en el que parte del equipo de profesionales hablan de la actualidad del Servicio de Nefrología.

Según explica el nefrólogo Zakariae Koraichi, en los últimos años se ha potenciado la Unidad de Diálisis para ofrecer a los pacientes de Melilla todas las terapias que hay disponibles en la actualidad, en cuanto a hemodiálisis. Explica que, desde el 2016, ya se dispone del agua ultra pura lo que permite las terapias de convección que son las que mayor esperanza de vida dan a los pacientes. Añade Koarichi que, además de las terapias convectivas, se dispone de la infraestructura necesaria para ofrecer la hemodiálisis en todas sus modalidades y técnicas. Asimismo, dentro de las mejoras que se han realizado, destaca la incorporación de un equipo de ecografía portátil (permite la valoración del acceso vascular, fístulas, colocación de catéteres,…) y un equipo de bioimpedancia multifrecuencia para “conocer con precisión la composición corporal de los pacientes y la sobrecarga de agua que tienen”.

Este avance en dotación posibilita el intervencionismo y, así,  no depender de otros servicios del Hospital Comarcal o de hospitales peninsulares. En este aspecto, Koraichi destaca la importancia de ofrecer en el Servicio de Nefrología en Melilla, una población que no llega a las cien mil personas,  el intervencionismo renal en toda su gama y técnicas.

En cuanto al día a día y el trato con los pacientes, Manoli Barroso Postigo, supervisora de Enfermería de la Unidad de Diálisis, cuenta que estos en el inicio del tratamiento suelen manifestar temor y les supone cierta dificultad adaptarse a tener que acudir a la terapia tres veces a la semana con sesiones de tres a cuatro horas. Sin embargo, tras habituarse a su nueva situación, con el trato continuado con otros pacientes y el personal de la unidad se consigue cierta complicidad entre todos, constituyendo “una pequeña familia”.

Como en todos los hospitales del mundo, señala Esther Fernández Silva, enfermera del Servicio de Nefrología, la pandemia del COVID-19 cambió las formas de trabajar: “la manera de tocar a los pacientes, de convivir con ellos el día a día”.

Trasplante de órganos

Este año de pandemia ha sido complicado para el trasplante de órganos y tejidos, aunque la Organización Nacional de Trasplantes ha seguido trabajando en los casos urgentes y ejemplo de ello es que un paciente de Melilla ha conseguido una donación en el 2020. No obstante, apunta el nefrólogo que desde el inicio de la pandemia en el Hospital Comarcal siguieron valorando los casos e incluyendo a pacientes en la lista de espera que ahora ya  está incrementando su actividad.

Los tres entrevistados aprovechan la entrevista para pedir que todos nos hagamos donantes de órganos y que así lo expresemos en vida porque si nuestros familiares son conscientes de ese deseo, se facilita la labor de los sanitarios tras el fallecimiento. “Un gesto altruista y de bondad hacia la sociedad”, apunta Koraichi. Por su parte, Barroso reconoce que es difícil que en momentos dolorosos la familia tenga que decidir sobre el destino de los órganos de un ser querido; pero siempre hay que tener en cuenta que otro ser humano se puede beneficiar y se “puede hacer ese último regalo a la humanidad”. Esther Fernández concluye: “yo soy donante, hazte donante y reparte vida”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ADVERTENCIA LEGAL: MELILLA HOY no secunda ni corrobora los artículos de opinión ni las manifestaciones expresadas en los comentarios de opinión de la web de este diario y sus respectivas redes sociales, y en consecuencia, no se hace responsable del contenido de los mismos.

Relacionado

Noticias Relacionadas

El cuarto y quinto poder.

En el año 2006, Julian Assange y Daniel Domscheit-Berg crean WikiLeaks, una plataforma que se dedicaba a filtrar, de modo anónimo, información secreta sobre los

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€