El Club de Ancianos ‘Divina Providencia’ rechaza las acusaciones de malestar y ruido vertidas contra la entidad

Club de Ancianos ‘Divina Providencia’, en la calle Méjico 5

Afirma que esta lleva “más de 30 años en su emplazamiento sin que hasta la fecha haya sido objeto de queja por parte del vecindario”, al que asegura que “presta su labor”

El Club de Ancianos ‘Divina Providencia’ ha rechazado las acusaciones que algunos vecinos de la calle Méjico realizaron contra la entidad en este Diario el pasado 26 de enero, denunciando el malestar que les ocasionaba el ruido y demás comportamientos incívicos que, supuestamente, realizan varias personas de la entidad. “El Club de Ancianos ‘Divina Providencia’ lleva más de 30 años en su emplazamiento, sin que hasta la fecha haya sido objeto de queja por parte del vecindario, al que precisamente presta su labor”, afirma la entidad, la cual asegura que en esta se presta un “apoyo total “a aquellas personas del barrio de Cabrerizas y aledaños, y que “si no existiera no tendrían lugar alguno de reunión”.

“Igualmente, se les presta apoyo para cualquier gestión administrativa, comercial, etc. que precisen. Es el punto de encuentro de los mayores de nuestro barrio, gracias a la inestimable ayuda de la Ciudad Autónoma de Melilla y EMVISMESA, quienes ceden sin contraprestación el local donde se ubica el club”, añade.

No obstante, y al contrario de lo que afirma la entidad en la réplica, en la noticia publicada el pasado 26 de enero sobre este asunto, este Diario no afirmó en ningún momento que el presidente del Club de Ancianos ‘Divina Providencia’ amenazara con un cuchillo ni le rallara el coche al vecino que se puso en contacto con este Diario para explicar su versión. Este denunció que, presuntamente, “por el solo hecho de decirles que, por favor, que bajen un poco el volumen porque tengo tres niños pequeños, me amenazan con un cuchillo e incluso me han rallado el coche entero”, pero no acusa al presidente del club de ser el amenazante.

Este medio se ha hecho eco de la situación de malestar, ruidos e incivismo que, supuestamente, sufren estos vecinos. El centro social, no obstante, exige que la prensa escrita de la ciudad “no se haga eco de rumores y falsos comentarios calumniosos que van en descrédito de las institucionales sociales, con el único fin de impedir, precisamente, una ciudad de integración y acogida en la que las personas mayores también tengan su lugar y no puedan ser tratadas como si de objetos inservibles se tratase, ya que en la reciente historia europea hemos tenido que lamentar teorías supremacistas que propugnaban la eliminación de sus semejantes y que han conducido al caos y la guerra, siendo que pensábamos que las mismas no podían tener arraigo en nuestra ciudad”.

El Club Divina Providencia, en conclusión, niega todas las quejas pronunciadas por algunos vecinos y subraya que en 30 años de existencia no ha sido objeto críticas a un vecindario, el de Cabrerizas, al que asegura que se debe y con el que el colabora para todos los fines.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ADVERTENCIA LEGAL: MELILLA HOY no secunda ni corrobora los artículos de opinión ni las manifestaciones expresadas en los comentarios de opinión de la web de este diario y sus respectivas redes sociales, y en consecuencia, no se hace responsable del contenido de los mismos.

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€