El aeropuerto sufre más cancelaciones por mal tiempo este año, pero siguen por debajo del 1 %

El año pasado fueron cancelados el 0,85% de los vuelos por meteorología adversa.- En la primera mitad de 2022 han sido el 0,98%

Las cancelaciones de vuelos por meteorología adversa en el aeropuerto de Melilla han aumentado en la primera mitad de este año respecto a la tendencia que había el año pasado. Sin embargo, este incremento ha sido muy leve y, de hecho, el total de vuelos cancelados por el mal tiempo sigue siendo insignificante respecto al total de operaciones. No llega siquiera al 1 %, aunque está cerca.

Según los datos oficiales de Aena, a los que ha tenido acceso MELILLA HOY, entre enero y junio de este año han sido un total de 4.461 las operaciones que se han contabilizado en el aeropuerto de Melilla. De ellas, 44 tuvieron que ser canceladas por meteorología adversa, como pueden ser las nubes bajas o el viento.


Por lo tanto, solo el 0,98 % de los vuelos operados en el primer semestre de 2022 se han visto frustrados por el mal tiempo, de acuerdo con la estadística oficial.


El año anterior, 2021, fueron el 0,85 % los vuelos que se vieron afectados por meteorología adversa. En concreto, 67 de los 7.828 que se operaron en el aeropuerto de nuestra ciudad.


Por lo tanto, el aumento entre el año pasado y la tendencia que se está dando en 2022 es de un 0,13 %, por ahora.

Podría ir a más
Y es que fuentes consultadas por este Diario apuntan a que esa tendencia al alza podría ser mayor cuando acabe este año y se contabilice el total de vuelos cancelados por meteorología adversa entre enero y diciembre. La razón es que en 2022 aún quedan por incluir en la estadística las posibles cancelaciones que pudieran darse en los meses finales del año, en los que los días de mal tiempo son más frecuentes.


Además, las mismas fuentes apuntan que en Melilla hemos tenido un verano con varios días de nubes bajas que han afectado a la programación de vuelos, como sucedió justo en la operación salida de vacaciones, a principios de julio, de manera que el número de cancelaciones por mal tiempo es ahora mayor a esas 44 del primer semestre.

Más vuelos operados
Otra posible razón, como ya apuntó la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, en una de sus últimas comparecencias, es que este año hay más vuelos diarios programados que el año anterior.


Por lo tanto, en un día de mal tiempo son más los que se ven afectados si no se puede aterrizar o despegar en el aeropuerto de Melilla en comparación con lo que ocurría en años anteriores. No obstante, las mismas fuentes puntualizan que esta circunstancia no tendría por qué alterar la comparación si se hace de manera proporcional, teniendo en cuenta el número de vuelos operados y los cancelados.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas