Escribe para buscar

Narcotráfico

Detenida en el aeropuerto de Melilla una joven melillense de 20 años de edad con 1.550 gramos de hachís

Compartir
Imagen de la droga

La Guardia Civil ha detenido en el aeropuerto a una joven melillense de 20 años de edad con 1.550 gramos de hachís distribuidos en 15 tabletas sujetas al cuerpo con papel film. La aprehensión de droga tuvo lugar en los registros de los viajeros previos al embarque con destino a Málaga, al detectar la vigilante de seguridad que la joven se mostraba esquiva y nerviosa.

La actuación tuvo lugar en la mañana del lunes 20 de septiembre, cuando en el transcurso de los controles aleatorios de los pasajeros del vuelo con destino a Málaga, una joven atrajo la atención de la vigilante de seguridad de servicio ante la actitud que mostraba por evitar el control de seguridad y fiscal previo al embarque.
Según ha informado un portavoz de la Comandancia, una vez identificada la pasajera por el guardia civil actuante, en su faceta de Resguardo Fiscal del Estado, fue preguntada si tenía alguna cosa que declarar, a lo que manifestó que no, invitándola a dependencias oficiales para realizar un registro sobre su persona y pertenencias en colaboración con la vigilante de seguridad.

Adosado al cuerpo
En un primer palpado superficial de la joven, se localizó adosado al cuerpo numerosos bultos de forma rectangular que al levantarse la prenda que vestía, se pudo comprobar que portaba un total de 15 tabletas sujetas con papel film, que tras la apertura de las tabletas para conocer su contenido, se pudo comprobar que por su textura y color pudiera tratarse de hachís.
La pasajera, una mujer joven de 20 años, natural y residente en Melilla, quedó detenida como presunta autora de un delito contra la salud pública en su modalidad de Tráfico de Drogas.
La joven, junto a la droga aprehendida, ha pasado a disposición judicial.
El delito de tráfico de drogas se castiga con penas conjuntas, es decir, prisión y multa.  En general, el tráfico de drogas merece:
Sustancias gravemente nocivas como cocaína, éxtasis, heroína entre otras: 3 a 6 años de prisión y una multa equivalente al triple del valor de la droga detectada.
Sustancias nocivas de daño no grave como cannabis: 1 a 3 años de prisión y multa equivalente al doble del valor de la droga incautada.
Con esta actuación, la Guardia Civil ha evitado la puesta en circulación en el mercado ilícito de unas 6.200 dosis de este tipo de estupefaciente.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *