Delgado Aboy se vale de su voto de calidad y los votos delegados de CPM y PSOE para mantenerse en Promesa

Ninguno de los dos partidos del Gobierno acudieron al Consejo de Administración de Promesa que se celebró ayer.- Imbroda cree que demuestran “cómo se estiran la ética y la democracia hasta campos insospechadísimos”

El diputado expresidente de Vox, Jesús Delgado Aboy, seguirá siendo presidente de la sociedad pública Promesa después de que el Consejo de Administración rechazara ayer la petición del PP para que fuera cesado por su imputación judicial. Un rechazo que propició el propio Delgado, ya que su voto de calidad como presidente rompió el empate entre los cuatro votos del PP y los cuatro de los representantes de CPM y PSOE (Emilio Guerra, Rachid Bussian, Paqui Maeso y Mohamed Mohand), que no acudieron a la reunión y delegaron su voto en Jesús Delgado, el único que asistió a la reunión, además de los miembros del PP.

El presidente regional del PP, Juan José Imbroda calificó lo ocurrido este viernes en el Consejo de Administración de Promesa como “un hecho paradójico, grotesco y rarísimo”, además de “una cosa curiosísima” que demuestra “cómo se estiran la ética y la democracia hasta campos insospechadísimos”, ya que, según dijo, Delgado ha actuado este viernes “como juez y parte de lo suyo” con el respaldo de CPM y PSOE al delegarle el voto.


El líder popular responsabilizó de lo ocurrido al PSOE de Melilla porque si se hubiera abstenido “después de saber lo que hay” con Delgado, este habría quedado cesado este mismo viernes, si bien “ha querido aguantarlo siendo un señor con problemas con la Justicia de cierta envergadura”.
Así, Imbroda recordó que Jesús Delgado está inmerso en un procedimiento judicial como investigado “por unos presuntos hechos cometidos graves” en su etapa como presidente del Ilustre Colegio de Médicos de Melilla, lo que motivó que el PP pidiera su cese porque consideraba que “no tenía atribuciones desde el punto de vista moral y ético para seguir”.


El presidente del PP de Melilla dijo que PSOE y CPM “confían plenamente en él” por haberle delegado su voto en una reunión solicitada para decidir si era cesado, como pedía el PP, cuestión que ha decaído con el voto de calidad del propio Jesús Delgado, que deshizo el empate a 4 votos entre PP y los dos partidos del Gobierno.

Críticas al PSOE
Imbroda criticó la postura del PSOE, que “ha reflejado una cantidad ética plasmada en esas delegaciones de voto a un señor que está cuestionado y lo dejan a él para que decida”, y lo achacó a que la formación socialista “es una caja de bombas, una jaula de grillos y está bajo el amparo, sostén y custodia de Mustafa Aberchán”, presidente de CPM.


“El PSOE, la única posibilidad que tiene, cuando saquen uno o dos diputados en las próximas elecciones, será ir a papá Aberchán a pedirles algo”, insistió Imbroda, convencido de que lo sucedido este viernes no es más que una orden del presidente cepemista para que Delgado continúe en su cargo, que el PSOE ha atendido, “y no hay más”.

La abstención en el nombramiento
Al hilo, Imbroda justificó que el PP se abstuviera hace un año cuando CPM propuso a Delgado para presidir Promesa y el PSOE votó en contra, lo que permitió su designación con los votos cepemistas, al recordar que entonces el expresidente de Vox no estaba inmerso en ningún procedimiento judicial, a diferencia de lo que sucede ahora.


“No dijimos ni sí ni no. Pero el PSOE hoy [por ayer] no se ha abstenido, ha votado a favor de que se quede”, aclaró Imbroda para responsabilizar a los socialistas de que Jesús Delgado se mantenga al frente de la sociedad pública para el desarrollo económico de Melilla con los votos delegados de sus representantes en Promesa y los de los representantes de CPM.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

La fragmentación política

Stanley G. Payne, uno de los más grandes hispanistas, en La Razón, el miércoles. A la pregunta de qué le preocupa más de lo que