Escribe para buscar

Local

Cruz Roja Melilla reconoce la labor “año tras año” de sus voluntarios, socios y colaboradores

Compartir
Cruz Roja Melilla

La entidad entrega sus placas a siete voluntarios y cuatro colaboradores en representación de todas las personas que son “el pilar más importante” para que los proyectos y programas de la entidad se puedan hacer realidad

“Son el pilar más importante”. De esta forma, la Cruz Roja de Melilla se refirió ayer a sus voluntarios, ya que son quienes permiten hacer realidad todos los proyectos y programas que la entidad lleva a cabo a lo largo del año. Por eso, con motivo del Día del Voluntario, que se conmemora el día 5, la Cruz Roja quiso ayer reconocer su labor “año tras año” con una entrega de placas a once personas o entidades colaboradoras, en representación de todos ellos.

La directora de Comunicación y Captación de Cruz Roja Melilla, Pilar López Silvestre, quiso poner en valor la ayuda de los socios, voluntarios y colaboradores. “Sin ellos, sería imposible llevar a cabo todos los programas” no solo en nuestra ciudad, sino en España y todo el mundo, dado el alcance internacional de esta ONG.
Siete son los voluntarios que ayer recogieron sus placas de manos de responsables de Cruz Roja Melilla. Concretamente, Adam Mimun, José Antonio García, Mounia Yachou, Ángel Bermejo, Esteban Segura, Rachida Mohamedi y Mohamed El Khazrouni.
Cruz Roja también extendió el reconocimiento a sus socios y colaboradores, que también ayuda a la ONG en sus iniciativas para recaudar fondos.
Una de ellas fue Sandra Marcos, que aportó su granito de arena con una clase de zumba solidaria el pasado mes de julio en la Plaza Multifuncional, actividad que organizó de manera altruista.
También el Parque Murias, ya que siempre colabora con Cruz Roja cada vez que necesita realizar alguna campaña en el centro comercial melillense. “Desde que se inauguró, siempre nos han abierto sus puertas”, reconoció Pilar López.
Bici-Oh fue otra de las que ayer fueron reconocidas por Cruz Roja por prestar sus bicicletas para que voluntarios y técnicos celebraran una pedalada el Día de la Bicicleta.
Y el último reconocimiento, en representación de todos los socios, fue para el doctor Antonio García Castillo, socio desde 1988, pero vinculado a Cruz Roja desde 1966, cuando empezó a estudiar Medicina. Este homenaje se une al que ya recibió en 1977, con la Medalla de Plata de la Cruz Roja a nivel nacional. “Sin los socios, sería imposible que pudiéramos llevar a cabo nuestros proyectos, ellos dan esa aportación tan grande para Cruz Roja”, recalcó la directora de Comunicación y Captación.

Día de la Banderita
El acto de ayer se llevó a cabo un día después de que la Cruz Roja celebrara el Día de la Banderita, cuya recaudación aún se desconoce porque siguen contando el dinero que se ha podido recoger gracias no solo a la mesa instalada en el Palacio de la Asamblea y por Bizum, sino también por la implicación del alumnado del colegio La Salle-El Carmen, que recorrieron la ciudad con las huchas de la Cruz Roja.
A todos ellos, los responsables de la entidad quisieron dar las gracias por su esfuerzo y donativos, que irán destinados al programa Cruz Roja Responde.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *