Escribe para buscar

Política

Cruce de denuncias entre Marín y Mohand después de que el PP acusara al consejero de corrupción y amenazas

Compartir
Miguel Marín

Según Marín, el consejero de Turismo creó en marzo una empresa a través de un familiar y otro socio para pedir una subvención de 248.000 euros a Promesa y tras decirlo, este le amenazó.- Mohand lo niega y anuncia acciones legales

El secretario general del PP, Miguel Marín, y el consejero de Turismo, Emprendimiento y Activación Económica, Mohamed Mohamed Mohand, se han denunciado mutuamente después de que el primero acusara al segundo de un supuesto caso de corrupción y unas supuestas amenazas telefónicas tras hacerlo público en rueda de prensa, las cuales denunció ante la Policía. Mohand, unas horas más tarde, lo negó “tajantemente” y anunció que emprenderá acciones legales contra el número 2 del PP tanto por las supuestas “calumnias”, como por la presunta amenaza.

Todo comenzó cuando Marín compareció en rueda de prensa para acusar a Mohamed Mohamed Mohand de haber creado en marzo de este año una empresa a través de su madre junto con otro socio. Según Marín, a pesar de no tener ninguna actividad, dicha empresa pidió una subvención, que debía conceder el propio consejero de Turismo, Emprendimiento y Activación Económica.
Marín explicó que la subvención solicitada por esta empresa era de 248.000 euros y formaba parte de una convocatoria de subvenciones de la sociedad pública Promesa, de la que Mohamed Mohand es miembro del Consejo de Administración.
“Promesa propone, pero quien adjudica la subvención es el consejero de Economía, Mohamed Mohand”, aclaró Miguel Marín, que aseguró que el PP pidió el 5 de octubre tener acceso a todos los expedientes de las empresas que habían pedido subvención en esa convocatoria y solo 8 días después, el 13, la empresa retiró la solicitud.
Marín se mostró convencido de que el paso atrás dado por la empresa en su petición de subvención de 248.000 euros se debe a que desde el PP han “vuelto a pillar a Mohamed Mohand con las manos en la masa”, y calificó lo sucedido como “una auténtica tropelía”, además de “un nuevo presunto caso de corrupción”.
Según el dirigente popular, se trata de “un auténtico escándalo” y entiende que “el PSOE nacional tendrá que actuar de manera inmediata si no quiere seguir manchando su nombre”.
De hecho, instó a la secretaria general del PSOE de Melilla y vicepresidenta primera de la Ciudad Autónoma, Gloria Rojas, a que expulse a Mohamed Mohand del partido “si le queda un mínimo de vergüenza y de decencia”, ya que “son varias las tropelías” en las que, según Marín, el PP ha “pillado con las manos en la masa” a Mohamed Mohand.
Advirtió a Rojas de que, si no expulsa a Mohamed Mohand, “será cómplice de estas tropelías”, y le pidió que explique a los melillenses “la relación existente” entre el consejero y el socio de la empresa o, de lo contrario, aseguró que lo hará el PP en los próximos días “y los melillenses se echarán las manos a la cabeza cuando se enteren de quién es”.
Más tarde, en una nota de prensa, el PP afirmó que el socio es “una empresa que, en los últimos tiempos, ha recibido adjudicaciones a dedo por parte del propio consejero”, como “el suministro de un módulo prefabricado para la instalación de un laboratorio de pruebas COVID, que actualmente se encuentra denunciado ante el Tribunal de Cuentas por el PP de Melilla por un supuesto sobrecoste de alrededor de 300.000 euros”.

En Málaga
Marín, que aseguró que el PP pondrá los datos de los que dispone a disposición de la Justicia, dijo que la empresa que atribuye a Mohamed Mohand fue creada en marzo de 2021 en una notaría de Málaga, ciudad donde también tiene su domicilio social, lo que supone que se debe a una intención de que “nadie se entere de la creación de esta empresa”.
En este punto, Marín se mostró muy crítico porque ha recordado que el propio Mohand “invitaba hace unos días a las empresas nacionales e internacionales a domiciliarse fiscalmente en Melilla”, por lo que le afeó “el ejemplo que da, a escondidas y poniendo de parapeto a su madre”, de quien dijo que no ha ejercido nunca ninguna actividad empresarial.
Por ello, insistió en señalar “por medio de quién actúa”, y recalcó que, en este caso, la creación de la empresa “es artificial, con nocturnidad y alevosía”.
De esta forma, quiso diferenciar este caso de una “solicitud al uso de una subvención de una empresa de Melilla con actividad ordinaria y un familiar dentro del Gobierno”, aunque recordó que hay “una clara normativa” por la cual miembros de la Asamblea no pueden ser beneficiarios de subvenciones que otorga la Ciudad Autónoma.
El número 2 del PP se preguntó “dónde iban a ir a parar” los 248.000 euros de la ayuda solicitada, ya que se trata de una empresa sin ninguna actividad, e insistió en que “ese dinero de todos los melillenses se le iba a quitar al conjunto de empresarios, autónomos y hosteleros de la ciudad” para los que iba dirigida la convocatoria.

Trasfondo
Aunque la solicitud de subvención haya sido retirada el pasado 13 de octubre, para Marín está claro que es denunciable “todo el trasfondo que hay” porque ese paso atrás de la empresa “no significa que no haya habido intención de apropiarse de dinero público, de todos los melillenses, para empresarios que se parten la cara a diario por intentar levantar sus negocios”.
“Es como el que va a una tienda, roba un pantalón y un jersey y, cuando se va por la puerta y lo pillan, dice que no pasa nada y que lo devuelve”, argumentó Marín, que cree que ha sido gracias a la actuación del PP por lo que se ha “evitado que se dilapiden esos 248.000 euros y se vayan a la empresa de la madre de Mohamed Mohand”.
Detalló que su objeto social es “interminable” porque “pusieron todo tipo de actividades” a la hora de registrarla, lo que atribuye a que “querían meterle mano a todo” aunque supuso que “ahora poco harán, después de pillarlos con las manos en la masa”.
A su juicio, este asunto, en cualquier otro lugar, “habría sido objeto de disolución del Gobierno” porque “es materialmente imposible que se pueda sostener un Gobierno impregnado en tantos casos de presunta corrupción”, y su presidente, Eduardo de Castro, “lo que debería hacer hoy mismo, si fuera un presidente normal, es expulsar a Mohand”.
Marín cree que el caso de la autoayuda para la compra de un coche eléctrico por el que hace casi un año dimitió Francisco Vizcaíno como viceconsejero y diputado del PSOE en la Asamblea es “una broma, comparado con esto”, de ahí que reiterara que Mohamed Mohand debería ser expulsado del partido. 

Marín denuncia ante la Policía que Mohand, supuestamente, le llamó para decirle “ten cuidado de tus hijas”

 Después de su rueda de prensa, Marín aseguró en un mensaje grabado que, inmediatamente después de haber hecho público estos los hechos ante los medios de comunicación, recibió una llamada telefónica, procedente de un número oculto, en la que dijo haber reconocido la voz del consejero implicado.

Según Marín, la persona que había al otro lado del teléfono, supuestamente, le profirió “una amenaza clara” contra sus dos hijas, de 4 años y medio de edad, afirmando: “ten cuidado de tus hijas”, por lo que acudió a interponer una denuncia ante la Policía Nacional. 

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *