CPM intenta sin éxito convocar un Pleno urgente para hoy para abordar el nuevo contrato de limpieza

No quiere prorrogar dos años el actual contrato, que vence hoy, sino prorrogarlo “sine die” hasta aprobar otros pliegos de 8 o 10 años de vigencia por 15,8 millones anuales para mejorar el servicio y las condiciones laborales

Coalición por Melilla (CPM) intentó ayer sin éxito que la Asamblea de Melilla celebrara hoy un Pleno extraordinario y urgente para que todos los grupos políticos se posicionaran sobre el pliego del próximo contrato de limpieza, un asunto en el que no tiene apoyo de ningún partido. La vicepresidenta primera de la Asamblea y consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri, y el vicepresidente segundo de la Ciudad Autónoma y consejero de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Hassan Mohatar, comparecieron en una rueda de prensa convocada de urgencia en calidad de diputados de CPM.

El motivo de la comparecencia, según explicaron a los periodistas, era anunciar que habían solicitado de manera formal, de acuerdo con el Reglamento de la Asamblea, la convocatoria de un Pleno extraordinario y urgente para tratar los nuevos pliegos del contrato de limpieza, cuya vigencia expira oficialmente este viernes a las doce de la noche.


Tanto Almansouri como Mohatar explicaron que, aunque el contrato contempla la posibilidad de dos años de prórroga y la actual empresa adjudicataria “se aferra” a ello, CPM no quiere esa opción y, de hecho, aseguraron que ya fue comunicado a la empresa “en tiempo y forma, con los preceptivos nueve meses de antelación”.

Condiciones laborales
El consejero de Medio Ambiente justificó la postura de CPM porque no están de acuerdo con la manera en la que presta el servicio y quiere que esa prórroga sea “sine die” hasta la aprobación de un nuevo pliego que mejore el servicio y, sobre todo, las condiciones laborales de los trabajadores, cuya situación calificó como “esclavitud contractual”. Eso, calculó después Mohatar, podría suponer una tramitación de varios meses.


En concreto, el nuevo pliego, cuya redacción fue encargada a una empresa de Barcelona, contempla la eliminación de contratos precarios y toda la plantilla, compuesta por 400 trabajadores, pasaría a tener contratos de media jornada o jornada completa, evitando así una “precariedad y absentismo” que perjudica a la limpieza de la ciudad los fines de semana, dijo Mohatar.


El nuevo pliego que CPM defiende, en vez de cuatro años de duración más dos de prórroga, sería de ocho más dos para amortizar la nueva maquinaria que contempla y las mejoras salariales de la plantilla, todo ello con un presupuesto anual de 15,8 millones de euros. Su presupuesto, por lo tanto, superaría los 126 millones si no hubiera prórroga, 158 si se cumplieran los diez años en total.

CPM, “huérfano”
Mohatar admitió que su partido está “huérfano” de apoyos en esta cuestión y, por esta razón, la intención de CPM era que este viernes se celebrara un pleno extraordinario y urgente para que todos los grupos políticos se posicionaran públicamente en este asunto.


“Todos los melillenses tienen derecho a conocer en qué situación se encuentra este pliego y cuál es la postura de cada uno de los grupos en la Asamblea a este respecto”, argumentó Almansouri.


Hassan Mohatar mostró a los trabajadores el “compromiso” de su partido con la plantilla. “Como consejero de Medio Ambiente, no puedo mirar para otro lado al ver cómo sufren esos trabajadores”, alegó antes de asegurar que estaban dispuestos a “luchar con ellos hasta la última consecuencia”.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas