Escribe para buscar

Local

Continúan las actividades de riego junto a la pista de carros de la Cañada

Compartir
Cañada viva Melilla

Se ha establecido para este mes, los martes, en el Barranco del Nano y los miércoles en la Cantera, a las 19:30 horas

Tras la buena acogida de las actividades de la semana pasada, con la presencia de infancia y jóvenes de Cañada Viva!, Guelaya Ecologistas en Acción y voluntariado ambiental melillense, se ha decidido continuar durante todo el mes “esta fructífera colaboración para posibilitar que puedan arraigar las plantas más pequeñas plantadas estos últimos años”, indica el grupo ecologista. Se trata de un amplio grupo de plantas autóctonas, como son jara, acebuche, palmito, araar, lentisco, sabina, algarrobo, lavandas y olivo silvestre. Incluso una zona con jarilla, plantada hace un año y que es una especie endémica en el Mediterráneo y posee una flor amarilla característica.

Las entidades participantes insisten en la importancia de contar con especies autóctonas como las citadas, que una vez que han sobrevivido saben adaptarse muy bien a las condiciones geográficas y climáticas de nuestro entorno, “algo que no ocurre con otras especies como las palmeras que han proliferado en nuestro entorno urbano en los últimos años”, que “además de no aportar sombra y ser muy costosas, han traído el problema del picudo rojo”, añaden.

La invitación está abierta a cualquier persona sin importar edad o condición, que quiera colaborar y solo se sugiere poder llevar una gorra y agua potable para autoconsumo. Además de los riegos, también se está aprovechando para otras labores como aportar a los alcorques paja (la “cama”) de caballos para mantener más fresco la zona de riego; rodear con piedras los plantones, recoger residuos plásticos y otra basura de la zona; balizamiento e identificación de especies; trabajos preparatorios para establecer un perímetro de seguridad; etc.

Este último aspecto es importante, indica Guelaya,  ya que “se observa la presencia de personas desaprensivas que usan en el entorno motocicletas o quads, especialmente aunque también bicicletas, cuando es una zona sensible y protegida”. Además de la presencia “especialmente nocturna de coches que ponen en riesgo la supervivencia de las especies y el trabajo que se está realizando de forma altruista”, puntualizan.

El grupo ecologista agradece la colaboración de la Consejería de Medio Ambiente, por llenar la cuba metálica de agua en el Nano, “para asegurar estos riegos”, además de posibilitar próximamente un camión de residuos orgánicos triturados, “con el fin de dar alimento y prevenir la evaporación”, señalan.

Para finalizar, Guelaya manifiesta que se están realizando trámites ante la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir “para intentar situar otra cuba con capacidad para varios miles de litros de agua en la zona de la Cañada y así regar mejor toda la zona en los meses más calurosos y en periodos de escasez de agua, una vez obtenida la pertinente autorización de la Comandancia General de Melilla”.

Etiquetas:

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *