Ciudad Autónoma “morosa”

Por Sergio Ramírez, vicepte. de CSIF Educación-Melilla

Los centros educativos de nuestra ciudad tienen ya a sus espaldas décadas de uso constante, por ellos han ido pasando miles de alumnos. Como cualquier edificio “viejecito” de uso cotidiano, nuestros colegios requieren de un mantenimiento permanente.

Hay tareas siempre, cuando no son de fontanería (atascos, cambiar cisternas y grifos, reparar fugas, etc., son de electricidad (sustituir iluminación de aulas, pasillos y demás dependencias, sustituir y reparar enchufes e interruptores), sin olvidar las de carpintería, sustitución de cristales, albañilería y pintura. En fin, lo preciso para que el edificio tenga sus instalaciones en perfecto estado de revista que se suele decir.
Pues, por si alguno lo ignora, el mantenimiento de los colegios públicos es competencia/obligación de la Ciudad Autónoma, concretamente de su consejería de Educación. A las alturas de curso en la que nos encontramos, finalizando mayo y a un mes vista para final de curso, los centros aún no han recibido el dinero para esos quehaceres de mantenimiento.
Este impago por parte de la ciudad Autónoma acarrea tres consecuencias notables: La primera es que hay centros que ya no pueden arreglar nada hasta que se les ingrese los fondos de los que estamos hablando, no porque no se precisen realizar arreglos, sino porque a las empresas que generalmente lo hacen no se les han pagado arreglos anteriores y, naturalmente, ellas no pueden ir incrementando sus gastos sin tener previsión de cuando los centros le van a poder pagar.
Las otras dos consecuencias son: las constantes consultas que los centros reciben de los contratistas/empresas acerca de cuándo se va a producir el abono de lo que se les adeuda (generalmente son pequeñas empresas locales) para poder continuar sin estrecheces con su actividad y la otra consecuencia también evidente es que ese dinero que no se libra y por lo tanto no circula en la microeconomía de nuestra ciudad no sirve para ayudar a la reactivación de la misma.
Señora consejera de Educación el monto de estas actuaciones de mantenimiento sería de unos 80.000 € aproximadamente.
Desde CSIF Educación le pedimos a la Sra. Consejera que haga efectivo el pago del mantenimiento de los colegios, porque ya no se puede esperar más y hay reparaciones que realizar urgentemente.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas