César Feliu, secretario del Colegio de Médicos de Melilla: “Muchas veces los políticos hacen lo que ellos creen mejor pero sin atender a las demandas de los profesionales”

Dos años después de que un lejano virus procedente de China paralizara el mundo cambiando la vida de millones de personas, MELILLA HOY se cita con el secretario del Colegio de Médicos de Melilla para hacer un repaso a estos dos años y saber qué cambios ha traído el covid-19 en la sanidad melillenses.

– ¿Cómo se encuentra ahora la situación sanitaria en Melilla tras dos años de pandemia?

– Ahora mismo es una situación en la que, por un lado, ya hemos aprendido a tratar el covid-19 y hay que poner en valor el gran trabajo que se ha hecho a los largo de estos dos años tanto de toda la comunidad científica y de nuestros compañeros médicos del Hospital Comarcal y de los centros de salud en Melilla. Hay que poner en valor todo el trabajo que se ha realizado en los centros de salud, sobre todo en las urgencias y en la UVI. Ha llegado la parte de la carga asistencial de esta patología que hemos aprendido a manejar, y es un paso más en la normalización y convivir con este virus que ha venido para quedarse.

La respuesta de todos los profesionales médicos de esta ciudad ha sido impecable y hoy por hoy la situación en el hospital es de calma.

– ¿Cree entonces que la pandemia no va a terminar?

– Ya no se puede hablar de pandemia, hay que hablar de endemia, lo que significa que el virus va a estar circulando entre nosotros y hay que normalizarlo y aprender a convivir centrando el foco de atención en las personas vulnerables y de riesgo. Se va a convertir en un virus estacional como puede ser el de la gripe o el de la gastroenteritis y no se va a terminar de erradicar, aunque probablemente, conforme vaya pasando el tiempo, sea cada vez menos virulento.

– ¿Cómo vivisteis los primeros contagios en la ciudad?

– Fueron unos días de mucha incertidumbre. Estábamos hablando de una enfermedad que se había descrito hace tan solo dos meses antes en China y que pensábamos que no iba a llegar porque nuestros políticos nos decían que iban a haber casos aislados, pero gracias a compañeros de otros países como Italia nos empezaron a avisar de que la cosa era muy seria y nos pusimos las pilas para actualizar distintos protocolos.

Al principio era incertidumbre, luego era mucho respeto a la enfermedad porque aún no la manejábamos y empezábamos a conocer y estudiar, pero una vez que aprendimos a manejarla y optimizamos los tratamientos hemos normalizado la situación, sabemos muy bien lo que hay que hacer y sabemos que la vacuna es una parte importante de la prevención pero no es la única pata importante.

– Hay muchos ciudadanos a los que les sorprendió que, tras el enorme esfuerzo por la vacunación en 2021, a mediados de octubre empezaran a repuntar los contagios

– Sí que hubo un repunte de casos muy importante, pero si nos fijamos en la virulencia de esos casos, era un virus que era distinto. Había mutado el virus para eludir a la vacuna y para adaptarse a la población. En ese sentido esta cepa ómicron escapa de la vacuna pero no genera una enfermedad grave. La vacuna está diseñada para proteger frente a la enfermedad grave, no te garantizaba que no cogieses la enfermedad pero sí que esta no sea grave.

– Una de las debilidades del sistema sanitario que destapó el covid-19 fue la carencia de materiales personal. ¿Estas carencias persisten a día de hoy?

-Una de las cosas que más ha puesto en evidencia esta pandemia es que los sanitarios hemos estado a la altura, pero los políticos no. El problema es que muchas veces los políticos hacen lo que ellos creen mejor pero sin atender a las demandas de los profesionales que están día a día trabajando. Ha llegado tarde material, nos prometieron cuando hacía falta un hospital de campaña y nos mintieron a la cara y nunca llegó el famoso hospital de campaña del Patio del Cura, pero tampoco llegaron adaptaciones que eran necesarias en el hospital. En ese sentido los políticos se han demostrado fútiles e ineficaces muchas veces en traernos y en satisfacer las demandas.

A nivel de profesionales, en Melilla cuesta mucho que lleguen profesionales y con las medidas que está tomando Ingesa está generando médicos de primera y de segunda y no hay visos de que esto se resuelva. No es lógico que en Melilla teniendo excelentes profesionales de medicina de familia que terminan su especialidad a día de hoy estén sin un contrato en primaria o en la puerta de Urgencias, y (hay) que afianzar a esos profesionales que se están yendo a otras comunidades autónomas.

Sobre la rabia: “Por fin se está haciendo lo que se tendría que haber hecho desde el principio”

– ¿Cómo se encuentra ahora la situación de rabia en la ciudad?

– Pues parece que ya, por fin, han hecho caso a las recomendaciones que dictaba Salud Pública en los veterinarios de la ciudad y se han puesto las pilas a la hora de retirar perros callejeros que son los responsables de esta situación a la que hemos llegado en la que hubo incluso un cachorro con rabia que mordió a varios ciudadanos con el potencial riesgo que eso conlleva. Estas personas se identificaron en tiempo y forma, empezaron su vacunación, y gracias esta vacuna contra la rabia no van a desarrollar la enfermedad.

Por fin se está haciendo lo que se tendría que haber hecho desde el principio que por la ideología que ha mantenido la nueva consejera de Salud Pública y Bienestar Animal pues era muy reticente pero creo que al final ha entrado en vereda y se están haciendo las cosas bien. Hay que seguir retirando los perros callejeros y seguir haciendo caso a los veterinarios de la Ciudad Autónoma.

Sobre la situación judicial de Jesús Delgado Aboy, anterior presidente del Colegio de Médicos: “Dejar que la justicia siga su curso”

– ¿Qué valoración hace del proceso judicial en el que se encuentra el anterior presidente del Colegio de Médicos, Jesús Delgado Aboy, investigado por un presunto delito de apropiación indebida en su etapa al frente de la entidad?

– Desde el Colegio de Médicos lo único que podemos hacer es simplemente dejar que la justicia siga su curso. No vamos a emitir ninguna valoración ni nada de un proceso que se va a empezar o que está en vista de iniciarse. Lo único que decimos desde el Colegio es que los trámites judiciales sigan su curso y que al final sea el juez el que tenga que juzgar y que no sea la sociedad ni los médicos quienes hagan juicios paralelos, sino que sea el juez el que haga su trabajo.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas