Carta abierta en defensa de la fiesta de la tauromaquia

Por D.R.C.

A quien pueda interesar, y sobre todo para los nuevos seudos intelectuales animalistas, hoy políticamente correctos, que dicen defender a los Toros de lidia del “maltrato animal”:

Soy descendiente de una familia de aficionados a la caza como deporte cinegético, desde mi bisabuelo hasta mis tíos y mi padre, “la persona más respetuosa y amante de los animales” que he conocido y conoceré, y muchos en esta ciudad, Melilla, pueden dar testimonio de ello. Mi padre amaba a sus perros, porque eran sus compañeros en su afición, jamás los maltrató, al contrario los cuidos como si fueran sus hijos. Lloro como nunca yo lo había visto, cuando un BUS de los que iban a Marruecos, lo atropello cruzando la carretera de FARHANA, donde siempre los llevaba a correr y dejarlos pasear por el campo. Su querido “CHOLO”, maestro en hacer las muestras para la perdiz y la codorniz. Se volvió a buscar a su perra “LAIKA” cuando se le perdió un día de caza, mas allá de LLANO AMARILLO, pues era muy nerviosa y no hacía mucho caso a su llamada, volvió desde Melilla más de 100 km. Para buscarla y la trajo de nuevo a casa. Era un gran cazador y también un gran amante de los animales, algo que ahora no se es capaz de entender por los mal llamados animalistas. Todavía no he visto a ningún animalista que dice proteger al Toro Bravo, que tenga y cuide a uno solo de esta especie.
Por mi parte, mis hijos me “regalaron” un gato callejero, cruzado con la gata Persa de una buena amiga, por accidente dicho sea de paso, mi “GUS”, que estuvo durmiendo en mi cama durante diecinueve años, sí digo bien diecinueve, y cuando murió, fue un drama familiar, después de tenerlo en la UVI veterinaria más de una semana. El veterinario nos dijo que ya no quería comer y no podíamos hacer más por el que dejarlo ir, con ayuda, como así se hizo. Todos lo echamos de menos aún, nos queda la satisfacción de que vivió una buena vida, viajo con nosotros en todas nuestras vacaciones, recorrió media España, siempre estuvo junto a mi familia, y no en una granja ni hogar para animales.
Ahora, hace diez años que le regalaron a uno de mis hijos un perro de raza Chihuahua, también duerme pegado a mi espalda y la de mi señora, todas las noches, y por la mañana a primera hora, me busca para salir a la calle. Yo soy su “papi” y mi mujer su “mami”.
Y ahora, se preguntaran ¿Qué historia nos cuenta el abuelo cebolleta este?, Pues viene a que aunque no se lo quieran creer yo soy un aficionado al ARTE DE LA TAUROMAQUIA, y cada uno según nuestra Constitución , la de 1978, que yo SI VOTE, no como muchos que ahora hablan y hablan y no saben muy bien de qué. Cada uno es libre de pensar, sentir, amar lo que quiera, yo respeto todas las Culturas, Razas, Lenguas, hasta algunos dialectos, también pareceres, opiniones, cada uno es libre de pensar lo que le venga mejor y creer lo que quiera y por esto, como yo RESPETO, QUIERO que me RESPETEN.
Quiero que se cumpla la LEY 18/2013 de 12 de noviembre, publicada en el BOE número 11837 del 15 de noviembre de 2013, donde se RECONOCE QUE: la Tauromaquia forma parte del Patrimonio Histórico y Cultural común de todos los españoles, como lo demuestran las partidas de ALFONSO X el Sabio, que ya en el siglo XIII, contemplaba y regulaban esta actividad. Y como es CULTURA, y es MI CULTURA, pido a las Autoridades, a las que corresponde velar, proteger y realzar nuestro Patrimonio histórico Artístico. (ESTATUTO DE AUTONOMÍA DE MELILLA), Articulo 5/2 apartados f y h, promoción de los valores de comprensión, respeto y aprecio de la pluralidad Cultural de la Población Melillense, ¡LO HAGAN!
No quiero que le quiten nada a NADIE, pero tampoco que PROHIBAN lo mío
Creo que es fácil de entender, a mí, hay cosas de otras Culturas que no me gustan, pero no se me ocurre por ejemplo pedir que no se mate al cordero degollándolo, a mí no me gusta, pero esa su Cultura y lo RESPETO. Una sociedad avanzada, debe respetar las libertades, no a los radicalismos, si al dialogo y al entendimiento.
Los espectáculos taurinos, no se realizan en la vía pública, son en recintos cerrados, que quien quiere entra y quién no, NO. Si los Toros se van a acabar, que sea el curso natural quien decida y tome su camino con libertad y no con PROHIBICIONES Y CORTAPISAS.
Pienso que los que disfrutamos de la Tauromaquia, estamos en contra de cualquier manifestación de Maltrato Animal, para nosotros la afición por esta actividad, se entiende a partir del amor y el respeto que tenemos por todas las especies animales que forman parte de ella. Cuando existe un INDULTO, EL AFICIONADO FESTEJA, celebra la vida, se tolera la muerte como parte de la vida, no disfrutamos con ver sangre, no nos gusta que las cosas no se hagan bien durante la lidia de animal (EL TORO), se les pita a los toreros cuando así lo hacen.
Hay otros muchos animales que el hombre debe sacrificar para tener provecho de estos, como alimento, vestido, investigación, o ¿prohibimos también la VIOLACIÓN de las gallinas para que no pongan huevos?

TODO EN SU JUSTA MEDIDA, POR FAVOR.
Por todo esto y por el derecho que creo que la CONSTITUCIÓN Y EL ESTATUTO DE AUTORÍA, creo que nos confieren, SOLICITO a las AUTORIDADES COMPETENTES, que respeten mis derechos y el de todos los aficionados al NOBLE ARTE DE LA TAUROMAQUIA, que dejen de PROHIBIR y faciliten nuestro derecho a disfrutar de nuestra afición, como se hace con otras muchas aficiones, culturas, deporte y demás actividades patrocinadas por la CIUDAD AUTÓNOMA DE MELILLA.
Esperando, por ser de justicia atiendan esta humilde petición, les ruego nos concedan la posibilidad de disfrutar de nuestro querido ARTE, sería muy bonito poder celebrar el 75 ANIVERSARIO de la inauguración de la MEZQUITA DEL TOREO (nombre adjudicado por el gran CORROCHANO), con un buen Festejo Taurino, en la ÚNICA PLAZA DE TOROS en funcionamiento en todo el CONTINENTE AFRICANO, Por cosas como esta antes nos sentíamos orgullosos “MELILLA, SOL DE ESPAÑA EN AFRICA”, un gran lema que perduró durante mucho tiempo y que mucha gente de la península reconocería hoy en día, creo.¿ Cuanto nos hemos gastado los melillenses en FITUR?, ¿qué resultados proporcionales a los gastos, hemos obtenido en beneficio para nuestros comerciantes?
Durante las celebraciones del V CENTENARIO, se televisó por la cadena ANTENA 3, la corrida de Ferias, teniendo gran repercusión a nivel nacional, mi gran amigo Jesús Quiñonero, vino con el equipo de producción de la cadena, no sé cuánto costaría aquello, pero pienso que mereció la pena por la PUBLICIDAD para la Ciudad que supuso.
Entonces se creó un grupo de Gestión especial, para todos los actos que se programaron, dirigidos por D. AUREL SAVA, hasta hace un tiempo estuvo la oficina en los locales del Cargadero.
Pienso que la BUENA PUBLICIDAD, hay que tenerla en cuenta, ya estamos cansados de salir en la tele, solo por los saltos a la VALLA. La Arquitectura de la PLAZA DE TOROS, deja a los visitantes foráneos, admirados, no esperan encontrar algo tan hermoso e inimaginable en este bonito rincón de ESPAÑA.
“LOS TOROS, LA FIESTA MAS CULTA DEL MUNDO”, (FEDERICO GARCÍA LORCA), frase que preside el Museo taurino de Roquetas de Mar (Almería). Y para terminar, recordar cuantas grandes personalidades defienden los toros como forma Cultural. Desde Premios Nobel, García Márquez, Vargas Llosa, Hemingway, García Lorca, etc., etc., etc. Son destacados aficionados taurinos.
Para ir acabando, ofreceré algunos datos, solo a título
Informativo:
Solo se sacrifica el 10% del ganado bravo en plazas de toros.
El único animal de consumo humano que puede ser indultado.
Un toro de lidia es criado como un deportista de alto rendimiento, con los mejores cuidados. Alimentación y veterinarios de primera.
El toro de lidia es el mejor protector de la dehesa al convivir en equilibrio y armonía con la flora y fauna autóctonas.
Las ganaderías de toros de lidia generan riqueza de flora y fauna, se convierten clave en el equilibrio ecológico.
No confundamos el movimiento “animalista”, promovido por la industria de las mascotas, industria de las que más dinero generan en la actualidad, por lo cual les interesa alimentar constantemente al consumidor, igualando los valores de los seres humanos a los animales, para así poder seguir consumiendo productos y servicios para mascotas.
El ser Vegano es una decisión del ser humano (no natural), que hay que respetar; el problema radica que el vegano quiere que el resto de la población nos volvamos como ellos. Radicalismo, incluso en ocasiones violento.
Y por último: La tauromaquia NO afecta a los niños. Estudios científicos así lo comprueban, si un niño se educa con la verdad y se le explica la naturaleza animal, crece sin ningún daño psicológico.

¡¡¡POR FAVOR, CONCEDERNOS LO QUE ES DE JUSTICIA, YO DEFIENDO MI CULTURA!!!!

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas