Carlos Echeverría: “La españolidad de Melilla es muy destacable y debe ser conocida en el resto de España”

Mesa redonda salón dorado de Melilla

Por: Miguel Rivas

El director del Observatorio de Ceuta y Melilla resalta la “especificidad” de la Ciudad Autónoma a través del “paisaje artístico” del cronista Antonio Bravo y del “paisaje humano” de la ciudad, al que califica de “rico” y “estimulante”

La riqueza histórica y patrimonial de Melilla, su historia y sus raíces se traducen en convivencia y en una españolidad bien destacable que debe ser mejor conocida en el resto de España”. Estas palabras de Carlos Echeverría, director del Observatorio de Ceuta y Melilla, resumen el acto celebrado ayer en el Salón Dorado del Palacio de la Asamblea de Melilla en el que se analizó la idiosincrasia de la ciudad y de los melillenses desde un punto de vista identitario. Bajo el ‘título ‘Melilla: cuatro culturas, una misma españolidad, el Instituto de Seguridad y Cultura organizó un evento en el que el cronista Antonio Bravo realizó un recorrido histórico por la configuración de la ciudad y su patrimonio.

Españolidad y diversidad cultural. Estas dos  características singulares de la Ciudad de Melilla fueron las protagonistas de la mesa redonda que se celebró ayer en el Salón Dorado del Palacio de la Asamblea y que tuvo como invitados a cuatro representantes de las principales comunidades religiosas de la Ciudad: Salomón Serfaty (judía), Abdelmalik El Barkani (musulmana), Ramesh Ramchand (hindú), y Ana Felicidad Egea (cristiana).

El acto fue organizado por el Instituto de Seguridad y Cultura, en el marco del Observatorio de Ceuta y Melilla, bajo el título ‘Melilla: cuatro culturas, una misma españolidad’. Al inicio del evento, el cronista oficial de la Ciudad, Antonio Bravo, realizó una conferencia inaugural en  el que hizo un recorrido histórico por la configuración de la Ciudad y su patrimonio, desde la época fenicia hasta la contemporánea con continuas referencias a la influencia que ha tenido su entorno en Melilla y viceversa.

El director del Observatorio, Carlos Echeverría, subrayó que es importante la españolidad de Melilla y de Ceuta en clave nacional. “Que los valores, percepciones y sentimientos que se manifiestan en esta conferencia y que existen en la Ciudad pueden ser estimulantes para el resto del país”, señaló,  apuntando además que esta cuestión pueda ser “un aldabonazo para que la Unión Europea se dé cuenta de la oportunidad y del compromiso que tiene en Melilla”.

Un compromiso que, según recalcó Echeverría, no debe ser solo con la frontera, sino con lo que respecta a lo que pasa en la relación con Marruecos. “El desafío es la frontera y la seguridad, pero también se tienen que incorporar estas características y estos valores que también son europeos. Es decir, esa Europa multicultural y que en otras latitudes tiene también situaciones ricas y complejas”, remató.

Cuatro ciudadanos de diferentes culturas en la mesa redonda

En la mesa redonda moderada por Carlos Echeverría han intervenido Salomón Serfaty, Abdelmalik El Barkani, Ramesh Ramchand y Ana Felicidad Egea. Han debatido sobre la identidad melillense y la particularidad de esa fuerte españolidad señalada por Echeverría.

“Creo que los melillenses hemos tenido una españolidad muy marcada desde siempre”, ha explicado El Barkani, para quien “la situación geográfica, extrapeninsular, probablemente sea una de las razones principales, aunque existen muchas otras diferentes que podrían expresar otros tantos melillenses”, ha remarcado.

En opinión de Ramchand, “la educación recibida en Melilla” tiene también mucho que ver con esa españolidad común, algo que secunda Serfaty, para quien que “el marco constitucional de convivencia, de Estado de derecho y de libertades que nos proporciona nuestra nación es algo que se ha recalcado y divulgado desde distintos estamentos oficiales, educativos, sociales y de diversa índole desde siempre, habiendo calado de profundo en la población local”.

Felicidad Egea añade a esto la estrecha relación que, en su opinión, ha tenido Melilla “con su carácter de plaza militar y la presencia de cuarteles y fuerzas militares”. Algo que “fue marcando el carácter del melillense en amor a la patria, esa que además estaba separada por un mar lo que, unido a las difíciles comunicaciones de entonces, hacía sentirla como inalcanzable y amada”. Pero, sobre todo, esta melillense pone en valor “la de veces que ha sido cuestionada Melilla como parte de España por el vecino Reino de Marruecos”.

Algo que ha reafirmado Serfaty al incidir en que la importancia que supone el hecho de “ser territorio nacional fronterizo y haberse cuestionando por parte de Marruecos, en diversas ocasiones, la normalidad político-territorial de la ciudad en el conjunto del Estado”.

No en vano, el Centro de Investigaciones Sociológicas incluyó en el barómetro del pasado mes de junio un par de preguntas relativas a Ceuta y Melilla. En concreto, la encuesta preguntó por la españolidad de las ciudades autónomas y, aunque el 75,4% las considera “tan españolas como Málaga o La Coruña”, un 15,1% cree que “en el fondo” son dos ciudades “marroquíes”. Además un 20,3% da por hecho que “habrán pasado a formar parte de Marruecos” en 2040.

Estos datos contrastan con lo que ocurre si es a los melillenses a quienes se pregunta: Según un estudio encargado en 2013, el 70% de los melillenses se declaraban antes que nada españoles.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€