Bussian y Quevedo se enzarzan por el aparcamiento subterráneo del Industrial

El diputado popular afeó al Gobierno actual que no haya avanzado nada en los tres últimos años sobre este asunto, que el PP dejó “a punto de cerrar” en 2019.- El consejero dice que está cerrado por “negligencia” del anterior Ejecutivo

El consejero de Infraestructuras, Urbanismo y Deportes, Rachid Bussian, y el diputado local del PP Manuel Ángel Quevedo se enzarzaron ayer en un cruce de declaraciones y reproches a cuenta del aparcamiento subterráneo del barrio del Industrial, que consta de 100 plazas en el edificio de Mercadona para dedicarlas a un uso particular. El popular aseguró que el anterior Gobierno de Imbroda había dejado “a punto de cerrar” este asunto en 2019 y que el actual Ejecutivo no ha avanzado nada en ello en los tres años de legislatura que lleva, a lo que el consejero respondió asegurando que si este aparcamiento está cerrado es por la “negligencia” del anterior consejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo.

En concreto, Bussian acusó a Quevedo de querer ser “juez y parte” en este tema, en el que dijo que el Gobierno actual está en negociaciones con Mercadona, que “pedía un precio realmente excesivo para los intereses de la Consejería y de los propios vecinos”, ya que no se les puede ofrecer una plaza por unos 160 o 170 euros mensuales. “Es un precio fuera de mercado”, alegó.
Por ello, están intentando que Mercadona rebaje ese precio y permita dar viabilidad financiera a Emvismesa para la gestión del parking, que, a su vez, sería puesto a disposición de los vecinos, que sufren “la pérdida de múltiples aparcamientos” en su barrio “por obras promovidas por Quevedo”.


Según la información proporcionada por el propio Gobierno en las comisiones, se está negociando la compra de esas plazas por unos 29.000 euros cada una, por lo que “son casi tres millones de euros que Quevedo nos está obligando a pagar a una tercera empresa por esa obligación a la que la sometió de construir un parking subterráneo”, el cual ahora “está sin utilizar”.


Y es que Bussian preguntó si era cierto que Quevedo, en su etapa como consejero de Medio Ambiente, y el exconsejero de Fomento, “obligaron a Mercadona a construir un parking subterráneo que no estaba inicialmente en el proyecto a expensas de otorgarle la correspondiente licencia”.

Quevedo niega la versión de Bussian

Poco después, llegaba la respuesta de Quevedo, que negó que desde el anterior Gobierno obligaran a Mercadona a construir el parking de 100 plazas, además del propio aparcamiento proyectado para los clientes. Sí dijo que esta cuestión, además de la conservación de la fachada de los históricos almacenes Montes, fueron dos aspectos que para el Ejecutivo anterior eran importantes y que así se lo hicieron llegar a Mercadona en una reunión con más participantes cuando se abordó el proyecto de construir el supermercado, algo que iba a tener impacto en el barrio. Eran “dos deseos claros y firmes, sin condicionantes de otro tipo”, puntualizó Quevedo para negar que fueran imposiciones.


Asimismo, explicó que sacaron a concurso el aparcamiento a principios de 2019 por 50 años al que se podría presentar cualquiera, aunque el Gobierno siempre esperó que fueran los propietarios del suelo, algo que no sucedió porque quedó desierto. Eso llevó al Ejecutivo local a negociar con Mercadona un alquiler durante 28 años en aquel momento, si bien se quedaron a las puertas de un acuerdo al celebrarse las elecciones municipales de 2019 y producirse el cambio de Gobierno.


De ahí la crítica del PP de que en estos tres años transcurridos no se haya avanzado pese a que consideran que se podría haber llegado a un acuerdo “suficientemente razonable”, lo que ha impedido que los residentes del Industrial hayan podido hacer uso en este tiempo de esas cien plazas. Todo ello, según Quevedo, por el “desinterés” del Gobierno actual en este tema.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas