Bussian mantiene de momento en su cargo a Alfonso Gómez, que se enfrenta a una pena de 10 años de cárcel por presunto cohecho

La Fiscalía acusa a “Sito” de tres delitos después de sostener que presuntamente usaba su cargo para favorecer la contratación de una empresa a cambio de recibir dádivas o regalos, como el pago de más de 8.000 euros en viajes de él y su familia

Rachid Bussián no va a cesar de momento a su director general de Instalaciones Deportivas, Alfonso Gómez Martínez, alias “Sito”, tras confirmarse que se enfrenta a una pena de diez años de cárcel por la comisión de dos presuntos delitos, uno de cohecho pasivo y otro de cohecho activo, para los que la Fiscalía demanda cinco años de prisión para cada uno de ellos, así como diez años de inhabilitación por la presunta comisión de un delito de prevaricación administrativa. A pregunta de los periodistas, el consejero de Deportes no ha aclarado si va a destituir al alto funcionario. Si el lunes prefería guardar silencio sobre este asunto, este viernes Bussián ha dicho que esperará a recabar más información sobre este asunto.

El consejero de Infraestructuras, Urbanismo y Deportes, Rachid Bussian, dijo ayer que tomará decisiones en torno al director general de Deportes, Alfonso Gómez Martínez, cuando recabe “toda la información” sobre los procedimientos judiciales que le afectan.

Bussian dijo que tiene entendido que el director general tiene que declarar en sede judicial y que se ha puesto en manos de sus abogados. “Cuando tenga todos los elementos, seguiré intentando explicar más detalles al respecto ante los medios de comunicación porque este es un asunto que le interesa a todo el mundo”, aseveró.

La Fiscalía ha acusado a “Sito” de tres delitos después de sostener que presuntamente usaba su cargo para favorecer la contratación de una empresa a cambio de recibir dádivas y regalos, como el pago de más de 8.000 euros en viajes de él y su familia para seguir los campeonatos de gimnasia rítmica de una de sus hijas por distintos puntos de la península.

Por su parte, en un auto de la Audiencia Provincial, se recoge la “existencia fraudulenta de la duplicidad de un contrato menor, teniendo como resultado que por parte de la Administración Local tuvo que proceder al abono de una misma factura dos veces”.

Por ello, concluye que “la duplicidad de la factura y el viaje de Alfonso con su familia ponen de manifiesto la posible existencia de un nexo temporal entre ambos acontecimientos, pudiendo la «duplicidad» ser una compensación por el coste del viaje” por parte de la empresa que se hizo con un centenar de contratos menores desde 2009 a 2014.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas