Bussian aclara que no se podrá renovar todo el asfaltado de Alfonso XIII hasta que no se sustituya por completo la red de pozo y saneamiento en esa zona

El titular de Infraestructuras, Urbanismo y Deporte, Rachid Bussian, ha convocado a los medios en la Calle Donantes de Sangre para dar cuenta de las obras que se han estado acometiendo en el lugar durante los últimos meses.

El consejero ha explicado que se están realizando importantes actuaciones con respecto a la renovación del pavimento de las aceras y calzada, consiguiendo en esta primera fase, concluir los trabajos que nacen desde el inicio de la carretera de Alfonso XIII, pasando por la explanada de Álvarez Claro y llegando a la Avenida Donantes de Sangre con calle Luis de Ostáriz, y coincidiendo con el inicio de los trabajos de adecuación del nuevo hospital universitario.


Para mañana, Rachid Bussian tiene prevista una reunión técnica con el director de la obra de este hospital donde se coordinarán los trabajos de su entorno.


El titular de Infraestructuras ha recordado que el hecho de no renovar toda la carretera de Alfonso XIII, se debe al trabajo que continúa llevando a cabo la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, para la sustitución de la red de pozo y de saneamiento en esa zona. Renovación que asegura haber incluido en el presupuesto del ejercicio 2023.


También ha recordado que, a petición del Colegio Anselmo Pardo, se están cambiando todas las aceras que rodean este colegio, así como el inicio en las próximas semanas, de los trabajos de sustitución del pavimento colindante al Eduardo Morillas; además de volver a sacar a licitación las obras de pavimentación de carretera Hidum hasta la frontera de Mariguari, que en un primer concurso quedaron desiertas.


En los próximos días, se prevé además la finalización de los trabajos del conocido como Barrio de Hernán Cortés.


“Estamos llevando un plan integral de renovación del pavimento de aceras y calzadas en la Ciudad y estamos recuperando el ritmo anterior a la pandemia”, ha explicado Bussian, pese al incremento de materiales, mano de obra e IPC, que “perjudican los trabajos de la Consejería, porque entre otras cosas, la subvención de ayuda a la rehabilitación, a la que hemos destinado más de un millón de euros, con el incremento del tipo de interés, imposibilitará que algunos contratistas inicien ese tipo de trabajos, porque gran parte de ellos, se financian con cargo a determinados préstamos”, ha manifestado.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas