AUGC califica de «gran imprudencia la pronta reapertura de los puestos fronterizos terrestres

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) califica de «gran imprudencia la pronta reapertura de los puestos terrestres habilitados para la entrada y salida de personas a través de las fronteras de Melilla y de Ceuta». «La plantilla de la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla sufre por la falta de personal, por unos recursos insuficientes y obsoletos y también por el deterioro de las infraestructuras», han insistido. El ministro habló de que la plantilla está al 100% sobre el catálogo.

Según el relato de AUGC, en algunos edificios incluso se están viendo episodios de acumulación de basura. «Los compañeros realizan sus labores en condiciones indignas y sin medios técnicos acordes para el desempeño», han apuntado.
Ha denunciado que Ceuta y Melilla siguen contando con «puestos fronterizos inoperativos», así como la falta de medios y personal, coincidiendo con la decisión del Ministerio del Interior de prorrogar el cierre de la frontera hasta el 30 de abril.

Promesas sin materializar
En un comunicado, AUGC se ha quejado de que el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska «continúa sin materializar las promesas para los guardias civiles» y «no se pronuncia sobre las medidas prometidas». «Seguimos sin medios suficientes, sin personal y con puestos fronterizos inoperativos», han señalado.
Aún reconociendo el contexto de la pandemia de COVID que llevó al cierre de las fronteras terrestres, la asociación profesional denuncia que no se han producido «trabajos de mejora» en los puestos, que se encuentran inoperativos desde marzo de 2020.
También cuestionan que no se ha cumplido la palabra sobre los nuevos medios técnicos de detección de vehículos para evitar el transporte ilícito de personas, dentro de los planes para contar con una «frontera inteligente», así como un edificio nuevo para albergar la Oficina de Asilo. «A día de hoy, todo son palabras», apuntan.
El pasado 22 de marzo, Grande-Marlaska habló en el Senado de los trabajos para la instalación de «52 puestos que den mayor agilidad en el paso de las personas y 16 kioscos de registro y control biométrico». Se trata, según dijo, de implementar las «medidas precisas para cuando pueda procederse a la reapertura de la frontera –de mutuo acuerdo con Marruecos– y siempre en términos de seguridad, fundamentalmente seguridad sanitaria».
El 9 de marzo, en esta ocasión en el Congreso, el ministro anunció que en tres meses se completaría la instalación de las estructuras metálicas en forma de peines invertidos –en sustitución de las concertinas– que coronan la valla y que, a finales del presente año, entraría en funcionamiento la conocida como «frontera inteligente», que implica la renovación del circuito de cámaras y la instalación de sensores.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas