Amin Azmani pide al Gobierno una mejora de las condiciones laborales de los profesionales de la limpieza viaria de Melilla

El presidente de Adelante Melilla, Amin Azmani, convocó ayer una rueda de prensa para denunciar “el engaño y desidia política” entorno a la gestión de la limpieza de las calles y la situación de los respectivos trabajadores. El presidente del partido ha decidido mostrar “la otra cara de la moneda” de la profesión o, como él mismo ha dicho, “la cara de la vergüenza”.

Asegura que tenemos ante nosotros el personal de limpieza que peor cobra de España a pesar de poseer el plus de residencia y que desde 2008 no han recibido ninguna subida salarial. Azmani recuerda que está a punto de finalizar el contrato de limpieza adjudicado por el anterior gobierno hace cuatro años, “por el que el PP prolongó la temporalidad” y que “ha demostrado ser insuficiente” para los trabajadores de la limpieza que, afirma, “han sufrido explotación laboral durante este tiempo”.
Según el político, con la llegada de CPM y el PSOE parecía que iba a haber algún cambio. Sin embargo, asegura que “no les ha dado tiempo a actualizar y mejorar ese contrato antes de que termine el actual en vigor debido a una falta de tiempo: desafortunadamente se mantendrá el pliego de condiciones técnicas hasta el momento y no habrá mejoras para los trabajadores en cuestión”.
Azmani afirma que únicamente se ha mejorado el contrato mínimo a media jornada y una aparente solución, que ha sido la inclusión de dos figuras: el coordinador general y el enlace entre a consejería y la empresa adjudicataria del servicio, que para el político “no es ninguna solución al problema”.
Por otro lado, ha sido muy crítico con las fuerzas sindicales preguntándose cómo es posible que se conformen con “semejante ineficacia y con tantos engaños por parte de los consejeros”. El presidente de Adelante Melilla hace alusión a la secretaria general del PSOE, Gloria Rojas. y a un posible bloqueo por su parte ya que se niega a firmar el contrato.
En su opinión, aparentemente solo hay una vía para la solventar la precariedad a la que se enfrentan los trabajadores y es una prórroga del actual contrato “en la que el gobierno de la ciudad y el consejero dialoguen en busca de una mejora de las condiciones, garantizando la estabilidad laboral del personal, con una inspección del cumplimiento de las nuevas condiciones por parte de técnicos profesionales”.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

La fragmentación política

Stanley G. Payne, uno de los más grandes hispanistas, en La Razón, el miércoles. A la pregunta de qué le preocupa más de lo que