Alcoba celebra la «nueva etapa» que se abre entre España y Marruecos tras el fin de la crisis

Enrique Alcoba

El presidente de CEME considera «esperanzador» el mensaje de Mohamed VI respecto a las relaciones con España

«Esperemos que haya esa buena relación porque se trata de reconstruir una relación bilateral que sea buena para los dos países y que ganemos todos», afirma Enrique Alcoba, quien hace referencia a los muchos intereses que ambos países tienen «en común»: la frontera, la inmigración, la aduana comercial, la agricultura, la pesca, etc. «Sí o sí nos tenemos que llevar bien y lo que hizo Marruecos en mayo en Ceuta fue un error en el que el Parlamento Europeo  dictó que Ceuta y Melilla son la frontera sur de Europa y la obligación de defenderla y dotarle de los medios para permitir el desarrollo de las dos ciudades frente al aislamiento que pretendía Marruecos y el asalto de 10.000 personas en mayo”, valora.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Melilla (CEME), Enrique Alcoba, se congratula de que, tres meses después de que se desatara la crisis entre España y Marruecos por la acogida del líder del Frente Polisario en un hospital de Logroño y la posterior entrada de más de 10.000 inmigrantes en Ceuta con la pasividad de la policía marroquí, las relaciones entre ambos países se estén recuperando.

“Se abre una nueva etapa. Marruecos ha hecho lo que tenía que hacer reconociendo el error que ha cometido, y ahora debe de ser España quien marca un poco las condiciones para esta nueva etapa basada en la confianza, la transparencia y el respeto mutuo, que es lo principal entre dos países vecinos y amigos”, opina Alcoba, quien califica en este sentido como “esperanzador” el mensaje que el Rey de Marruecos, Mohamed VI, dio el pasado fin de semana, en el que deseó abrir una “nueva etapa inédita” con España.

En este aspecto, para la recuperación de la confianza entre Rabat y Madrid, el presidente de la CEME ve “imprescindible” la salida de Arancha González Laya del Ministerio de Asuntos Exteriores tras la crisis con Marruecos a raíz de la acogida del líder del Frente Polisario.

“Ha sido nefasto su trabajo al frente, por lo menos con Melilla en el tema de la frontera, de la aduana comercial, en el tema de Argelia… Con Melilla no ha sido positiva para nada, sino todo lo contrario”, critica Alcoba.

Muchos intereses en juego

Y es que para el presidente de la CEME son muchos los intereses que hay en juego entre ambos países: la frontera, la aduana comercial, la inmigración, la agricultura o la pesca. Aparte de que, según señala, Marruecos es el principal consumidor de España y la Unión Europea. “Sí o sí nos tenemos que llevar bien”, apostilla, calificando como un “error” lo que realizó Marruecos en mayo dejando pasar a miles de inmigrantes irregulares a Ceuta. Asimismo, también considera “fundamental” que se reabra una aduana comercial que, a su juicio, no se debió cerrar porque no fue “legal”.

“Un país no puede cerrar unilateralmente una aduana que lleva más de 60 años funcionando”, razona, aunque cree que no será posible reabrirla hasta final de año por “temas sanitarios y de organización”. Aunque se reabra, Alcoba anima a seguir buscando alternativas económicas, como abrir “nuevos nichos de mercado” o “fomentar el turismo”, para “no depender” de la frontera ni de la aduana comercial.

Considera a Ceuta y Melilla como “líneas rojas” ante un posible diálogo con Marruecos

Con respecto a la noticia que un diario publicó esta semana afirmando que el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, ofrecerá al reino alauita un diálogo “abierto” sobre el Sáhara, Ceuta y Melilla, Alcoba se muestra cauto y asegura que, en principio, no se cree que Albares negocie la soberanía de ambas ciudades autónomas..

“Meter Ceuta y Melilla con el Sáhara, que son cosas opuestas, no tienen nada que ver. Límites hay, y hay una línea roja que es la soberanía de Ceuta y Melilla, que son ciudades españolas desde hace más de 500 años”, sentencia.

Cree que la ruptura de relaciones diplomáticas entre Argelia y Marruecos no debe “salpicar” a España

Con respecto a si la reciente ruptura de las relaciones diplomáticas entre Argelia y Marruecos puede perjudicar a España, el presidente de la CEME afirma que “no nos tiene que salpicas lo de los países terceros”. “Si Marruecos y Argelia tienen mala relación, que ya de antemano la tienen desde hace ya muchos años, yo creo que no nos tiene que salpicar, y nosotros tenemos que tener buenas relaciones con Marruecos y Argelia, ya que comercialmente tenemos muchos intereses con las dos partes y no nos debe de afectar las relaciones que tengan ellos”, reflexiona. Del mismo modo, aseguró que ya tenían “listas las gestiones” para establecer una línea comercial con Argelia, al igual que existe ya con Alicante y Almería. “Teníamos previsto la reunión con la ministra de Asuntos Exteriores acerca de este tema, pero nos hizo poco caso, ha hecho pocas gestiones al respecto y no nos ha dado una solución”, lamenta.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas