A prisión el patrón de una patera que “abandonó” a los 13 migrantes antes de llegar a la costa

P.S.T

Fue la primera patera del año, que llegó el pasado viernes por la zona de Aguadú.- Los inmigrantes no llevaban chalecos ni otros elementos de seguridad, a diferencia del patrón, que iba con traje de neopreno

El patrón de la primera patera que ha conseguido llegar a Melilla este año, con 13 migrantes a bordo, ha ingresado en prisión provisional tras ser detenido por la Policía Nacional y pasar a disposición judicial como presunto autor de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

La Jefatura Superior de Policía de Melilla ha informado en una nota de prensa de que el patrón “abandonó” a los 13 inmigrantes que llevaba antes de que llegaran a la costa, “a cierta distancia”, dando lugar a “escenas de auténtico pánico”, ya que “llegó a peligrar seriamente la vida” de las personas que iban a bordo de la patera.

Ninguno de ellos llevaba chalecos o cualquier otro elemento de flotabilidad a los que asirse en caso de naufragio, y la mayoría no sabía nadar, según la Policía, que apunta, no obstante, que todos los ocupantes de la patera consiguieron llegar sanos y salvos a la zona de costa.

Los hechos ocurrieron el pasado 7 de enero, sobre las 7.00 horas, en la zona de Aguadú, y sus 14 ocupantes pudieron ser interceptados por Guardia Civil para ser trasladados a dependencias policiales para que la Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) pudiera llevar a cabo una investigación.

Al día siguiente, agentes de esta unidad detuvieron al patrón de la embarcación que introdujo ilegalmente en Melilla a 13 ciudadanos de diferentes nacionalidades.

El patrón es de nacionalidad marroquí y era el único que vestía un traje de neopreno y portaba un terminal de teléfono móvil como única pertenencia.

El detenido pasó a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Melilla, que ha decretado su ingreso en prisión provisional.

Cobró 2.000 euros por el viaje

La Policía ha podido determinar que es el piloto de la embarcación, que condujo desde un punto indeterminado de la costa de Marruecos hasta Melilla a cambio de una cantidad cercana a los 2.000 euros, por lo que se procedió a su detención.

La embarcación empleada era una barca hinchable de poca estabilidad y escasas dimensiones para transportar tal volumen de tripulantes, y estaba impulsada por un motor de escasa potencia, que se detuvo a cierta distancia de la costa de Melilla, momento en el que el patrón saltó al agua, abandonando al resto de tripulantes.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas