A nuestra querida Chiqui López, Compañera y Amiga del alma

Tus compañeras y amigas, Promoción 1977/1980

Querida Chiqui, María Rosa, como te llamaba solemnemente tu madre, te has ido sin avisar, pero no nos dejas, estás y estarás presente en  todas  nosotras,  el resto de nuestras vidas.

En el reencuentro que tuvimos a raíz del Año Internacional de la Enfermería, nos dimos cuenta que ese hilo invisible que unió nuestros destinos, era fuerte e irrompible cuarenta y cuatro años después. No había pasado el tiempo en nuestros sentimientos, éramos aquellas aspirantes          a          enfermeras,     que compartimos ilusión y una vocación desbordada, que recibimos una formación insuperable y vivimos experiencias irrepetibles que forjaron nuestra personalidad y nuestra amistad. Esa amistad ha demostrado ser una roca, que contra viento y marea, permanece.

Queremos expresar nuestros sentimientos a través del hermoso poema de David Harkins y algunos mensajes personales. DEP

Puedes llorar porque se ha ido, o puedes

sonreír porque ha vivido.

Puedes cerrar los ojos

y rezar para que vuelva o puedes abrirlos y ver todo lo que ha dejado;

tu corazón puede estar vacío porque no lo puedes ver,

o puede estar lleno del amor que compartisteis.

Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el

vacío y dar la espalda,

o puedes hacer lo que a ella le gustaría:

sonreír, abrir los ojos, amar y

seguir, (David Harkins).

Chiqui en los años 70 siempre fue sencilla y supo guardar discretamente su estar sin molestar respetuosamente sin favoritismos y generosa en su responsabilidad. Cercana y recta (M. Carmen Fenoy)

Chiqui, compañera, feliz reencuentro con tu madre y tu hermano Paco. ¡¡¡¡Nunca os olvidare!!!! (Marina Santa-Cruz)

Chiqui, te recuerdo con tus ojos tan expresivos, con nuestra pañoleta y ese uniforme de rayitas, todas con ganas de aprender. Siempre en nuestro corazón querida Chiqui.  (M. Carmen Méndez)

Siempre recordaré nuestras interminables horas de estudios por las noches en tu casa, donde algunas asignaturas, como la Psicología, era un reto difícil de comprender, pero siempre lo hacíamos con risas por tus cabreos. Nunca te olvidare formaste parte de lo que luego sería nuestra forma de vivir. (M. Carmen Cornejo)

Siempre te llevaremos en nuestro recuerdo y corazón porque formaste parte de nuestra vida en una etapa muy importante y decisiva. Allí donde estés, un beso  muy  grande.  (Pili Villalón)

Llevaba muchos años sin verte, pero siempre me acordaba de ti. Tan amable, buena y cariñosa .Te echo mucho de menos. (Charo Mesa)

Tocaya donde quieras que estés quiero decirte que te tengo en mi mente y en mi corazón para siempre (Chiqui De la Cámara)

Dice la canción: “algo se muere en el alma cuando un amigo se va”, pues eso querida Chiqui es lo que nos ha pasado a todas nosotras, tus compañeras de promoción, tus amigas, pero nunca te olvidaremos. D.E.P. (Mary Elo De la Rosa)

Desde jovencita tu familia ha estado unida a mi vida. Primero por el balonmano con tu hermano Paco, luego  conocí  a  Maruja  “la  Jefa”,  seguimos  con  tu  hermana  en  San  Vicente, contigo en nuestros comienzos en la enfermería y en estos momentos con tu hermano Jose con quien comparto laboratorio. Aunque te fuiste de Melilla muy pronto y perdimos el contacto, tú y toda tu familia sigue conmigo. Fue un placer conocer a tu hija trabajando en el laboratorio. Desde el Cielo quiero que intercedas por todas nosotras para que en un futuro podamos alcanzar esa Vida que tú ya disfrutas. Con cariño Romy (M. Carmen Romero)

Aún incrédula, no logro quitarme ese nudo en la garganta y tu imagen, ahora recuerdo, sentada en la primera fila, justo delante de mí con tu pañoleta bien puesta y tu uniforme impoluto, como nos enseñó tu madre. También recuerdo, como si fuera ayer, tu reacción a la broma que te gastamos “Las Aracnoides”, en Londres, en nuestro inolvidable viaje de estudios. Noble, honesta y discreta. Valiente para tomar decisiones que cambiarían tu vida con el amor por bandera, a pesar de las pérdidas que podían suponer. Pérdidas recuperadas con creces con tu inmenso amor, ese amor que tú ofrecías sin límites. (M. Mar Alfaya)

Querida Chiqui, no he estado en contacto contigo hasta que hicimos el WhatsApp de la Promoción, pero siempre he sabido de ti por tu hermana mi amiga Mari Carmen. Recuerdo cuando te enamoraste del que fue tu marido, Rogelio, el nacimiento de tus hijas y tus nietos a los que adorabas. Has estado pendiente de tu madre hasta el último momento con la que has compartido los últimos años de su vida. A ti la vida te ha llevado demasiado pronto pero ya estas con los que compartieron su vida contigo tu hermano Paco, tu marido y tu madre. Estas donde estés DEP. (M. José Vázquez)

Fue un verdadero placer compartir contigo tres años maravillosos. Un beso muy fuerte a toda tu familia. (Pili Ríos)

Me uno al sentimiento y dolor de mis compañeras, Chiqui   te has ido demasiado pronto y de forma tan repentina que cuesta aceptarlo, ahora que estábamos quizás más cerca por nuestro grupo de WhatsApp y nos dabas ánimos, siempre  preocupándote  por  nuestros  problemas.  Se nos ha ido una compañera entrañable y buena, me quedo con ese recuerdo de ti. Un beso allá donde estés. (Santi Medina)

Querida Chiqui tristemente a veces la vida te decepciona llevándose de repente a personas queridas. Ha sido tan repentino q cuesta hacerse a la idea. Te recordaré siempre compañera. (Santi Vicente)

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€