Icono del sitio MelillaHoy

El Plan Integral, principal objetivo para salvar a la pequeña y mediana empresa

 

La Confederación de Empresarios de Melilla (CEME) ha celebrado en el Museo Egipcio de la Ciudad, un encuentro con Gerardo Cuerva y Luis Aribayos, Presidente y Secretario nacionales de CEPYME.
Al acto ha asistido un numeroso grupo de empresarios locales, entre los que se encontraba el editor y presidente del Melilla Hoy, Enrique Bohórquez López-Dóriga y algunos representantes de la política melillense, como la Delegada del Gobierno, Sabrina Moh o el presidente y la vicepresidenta de la Ciudad, Eduardo de Castro y Gloria Rojas, respectivamente. Una velada cultural y empresarialmente interesante, que ha estado presidida por Gustavo Cabanillas, propietario del Museo.

Enrique Alcoba, presidente de la CEME, ha agradecido el apoyo de los representantes nacionales de CEPYME, considerando ese apoyo vital para estos “tiempos convulsos”; tiempos en los que solicita nuevas medidas que sigan manteniendo el tejido empresarial melillense, proponiendo una serie de mejoras fiscales, mejoras en el transporte y el turismo, alternativas al comercio fronterizo y una mayor inversión pública.

Durante su intervención, Gerardo Cuerva, Presidente Nacional de CEPYME y empresario del sector energético, ha hablado de la gran importancia de la empresa en la sociedad.
Explica que en la actualidad los empresarios se encuentran en una situación complicada, con un incremento de costes desorbitados e incesantes que sumados a los costes laborales, incrementan en la Pequeña y Mediana Empresa en España una media del 24%, al contrario de la facturación, que “no sube al mismo ritmo”.
Ese estrechamiento de margen hace que las medidas adoptadas por el Gobierno durante la crisis del Covid para ayudar a las empresas, las haya endeudado más; como ha ocurrido, por ejemplo, con el ICO, que tienen que devolver.

En este sentido, Cuerva insta a los distintos gobiernos a que dispongan un Plan Integral que realmente ayude al empresario. “De los siete mil millones que se anunciaron de ayudas a las empresas, 1.700 millones se han devuelto a las arcas por falta de un programa de ejecución. La empresa española no está en condiciones de poder devolver este tipo de ayudas”, puntualiza; motivo por el que el presidente de CEPYME pide que en esta “nueva situación” se balanceen los Fondos Europeos en un Plan Integral, para aprovechar el modelo de ayuda que presta Europa, con el objetivo de salvar a la empresa española, en grave riesgo de liquidez.

Salir de la versión móvil