CARGANDO

Escribe para buscar

Local

Recomendaciones de Cruz Roja frente a la ‘Fatiga Pandémica’

Compartir
Consejo OMS fatiga pandémica
Imagen de algunas de las recomendaciones ofrecidas por Cruz Roja ante la situación por el coronavirus

Cruz Roja informa sobre las recomendaciones a seguir frente a la ‘Fatiga Pandémica’, con motivo de la situación del coronavirus, por lo que insiste en la importancia de “quedarse en casa” como medida más eficaz para contener la infección y prevenir la aparición de nuevos casos. Ante esta situación, Cruz Roja cuenta con el servicio de apoyo psicosocial ‘Te Escucha’, de atención telefónica gratuita (900 107 917), atendido por cincuenta personas trabajadoras y voluntarias, especialistas en apoyo y acompañamiento psicosocial.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) denomina ‘Fatiga Pandémica’ al conjunto de sensaciones y emociones experimentadas por la pandemia del Covid-19, junto a la reacción de las personas ante la prolongación de la crisis sanitaria, así como a las prolongadas medidas y restricciones generadas por la pandemia.

Durante el último año, la población mundial ha pasado por diferentes situaciones que han generado emociones ante la prolongación de la crisis sanitaria como el miedo, la rabia y la tristeza, emociones que nos producen angustia, preocupación ante el estrés mantenido durante este largo periodo de tiempo.

Algunas de las medidas necesarias para el cuidado de nuestra salud terminan generando un agotamiento caracterizado, principalmente por tristeza, ansiedad, apatía, estrés, desmotivación, falta de energía, etcétera. 

En el intento de adaptarse a estas nuevas situaciones y sensaciones, nuestro organismo puede experimentar algunos síntomas físicos, así como la sensación de pérdida del sentido de la visa con pensamientos negativos sobre la vida y de que “ahora ya nada tiene sentido”.

Ante estas situaciones de riesgo debemos estar alerta, ya que las emociones generadas por el agotamiento y la irritabilidad alteran nuestro comportamiento, generando conductas de riesgo y afectando nuestra capacidad de control, concentración y focalización, poniéndonos con ello en peligro no sólo nosotros y nosotras mismas sino también a las personas de nuestro entorno.

Consejos a seguir

Debido a que “nuestras vidas han cambiado por completo, debemos ser conscientes y reconocer cuando debemos pedir ayuda psicológica”

Reconocer que los sentimientos ante esta nueva situación son naturales y normales (ante una situación anormal, todo lo que ocurre es normal).

“Cuidar nuestro cuerpo” mediante alguna actividad física; Procurar dormir de 7 a 8 horas diarias.

Cuidar nuestra alimentación, nuestro descanso y nuestro aseo personal”.

Establecer rutinas de bienestar como practicar diariamente relajació.

Compartir anécdotas agradables; “Recrearnos” con las cosas sencillas.

Valorar las cosas buenas “cuando las tenemos”.

Aceptar que “nuestra vida ha cambiado” y no tiene que ser necesariamente para mal.

Mantener diariamente el contacto con “nuestros seres queridos”, realizar actividades y nuevas rutinas que “nos permitan” disfrutar junto a ellos.

Mantener el contacto con personas que “nos aporten” bienestar a nivel mental, físico y espiritual.

Mantener hábitos y rutinas que incluyan la realización de actividades agradables.

Recurrir a otras personas cuando se sienta la desesperanza acusada.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *