Escribe para buscar

Economía Opinión

¿Qué es el valor?

Compartir

Me veo envuelto en un debate en twitter sobre el valor. Quiero empezar por explicar la percepción del valor dentro del socialismo para después explicar mi visión. 

Uno de los principales problemas que nos encontramos al analizar el socialismo es su percepción del valor. Según esta corriente de pensamiento, el valor es objetivo: depende de los costes de producción y del trabajo. Si el valor es objetivo, entonces producir, sea lo que sea, aporta valor a la sociedad.

Muchos socialistas se escudan en esta incorrecta definición del valor para justificar sus políticas de despilfarro. Producir, para ellos, es crear valor, independientemente de lo que se produzca. Y lo extrapolan: piensan que los agentes económicos producen lo que les da la gana, que la producción no sigue unas normas y unas reglas muy estrictas dentro de un mercado que, mediante los precios, impide que los recursos se destinen a producir algo que no tenga valor para la sociedad e impide el despilfarro, o al menos impide que los recursos se destinen a actividades que la sociedad no valora por un largo periodo de tiempo (hasta que la empresa en cuestión quiebra).

La percepción de valor como algo objetivo e invariable sigue muy extendida en la sociedad actual. Usemos un par de ejemplos para demostrar que el valor es completamente subjetivo y depende de miles de variables. Además, con el ejemplo, entenderemos también porqué los precios nos transmiten información: 

Si hablamos de una casa de 400m2 en primera línea de playa, todos concluiríamos que es una propiedad valiosa. Pero, ¿qué pasa si la marea sube e inunda la propiedad con frecuencia? ¿Qué pasaría si se prevé que el Gobierno expropie el terreno en el que esta se encuentra? Lo más probable es que los agentes económicos estén dispuestos a pagar muy poco dinero por esa propiedad. 

Por mucho esfuerzo y dinero que se haya invertido en esa propiedad, su valor es próximo a cero. Pues bien, la siguiendo la visión socialista, esa propiedad tiene un valor intrínseco, basado en el trabajo y en los costes de producción. 

¿Por qué esta visión del valor es peligrosa? Porque el planificador socialista llevará a cabo proyectos gigantescos pensando que está generando valor para la sociedad. Un ejemplo clarísimo son los gigantescos parques acuáticos en Corea del Norte (vacíos, claro) o algunas autopistas de seis carriles en los que no circulan coches, que se aprecien en algunos países tercermundistas. ¿Por qué esto es un problema? Porque se destruye valor. Es decir, se usan unos factores de producción por un precio, y el resultado final no es capaz de generar ingresos por encima del coste. ¿Quién paga la diferencia entre costes e ingresos? Es decir, ¿Quién se encarga de pagar a los factores de producción? El ciudadano con sus impuestos. O dicho de otra manera, el ciudadano se encarga de mantener con sus impuestos el proyecto fallido impulsado por el Estado. 

Etiquetas:

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *