Escribe para buscar

Anuncio 360x180 CARREFOUR
Deportes

Pol Ballesté y Karlos Mahúgo, muy agradecidos de firmar por la U.D. Melilla y con ganas de triunfar

Compartir
El cancerbero catalán y el central pamplonica fueron presentados ayer por el presidente del club, Luisma Rincón

La U.D. Melilla presentó ayer viernes al central Karlos Mahúgo y al cancerbero Pol Ballesté, dos de las nuevas caras de la plantilla azulina para el próximo proyecto deportivo 2021-2022 en el Grupo V de la Segunda RFEF, la cuarta categoría del fútbol nacional. Después del segundo entrenamiento de la pretemporada, el presidente Luis Manuel Rincón explicó las características de sus jugadores y les dio la bienvenida. Además, los dos nuevos efectivos posaron con las nuevas camisetas del club, en presencia de los medios de comunicación.

Karlos Mahúgo Barrera es un central de 23 años de edad, nacido de Pamplona y llega procedente de la U.D. Mutilvera, de Navarra. Se formó en las categorías inferiores del C.D. Orvina, UDC Txantrea y C.A. Osasuna. En 2017 abandona la cantera rojilla para marcharse al C.D. Iruña, con el que disputó veintidós encuentros y marcó un gol, antes de firmar por la U.D. Mutilvera.

Anuncio 380x380 CARREFOUR

Por su parte, Pol Ballesté López es un guardameta barcelonés, de 25 años de edad y 1’80 metros de altura. Se formó en la Masía y tras su paso por el fútbol base azulgrana firmó por la cantera del Málaga C.F. Sus siguientes destinos fueron El Palo, Cádiz C.F., Recreativo Granada, UCAM Murcia, C.D. Badajoz y UE Olot. 

El primero en dirigirse a los medios de comunicación fue Karlos Mahúgo Barrera, que en primer lugar dio las gracias a la U.D. Melilla y al presidente “por la confianza” que han puesto en él. “Cuando me llegó la oferta ni me lo pensé, apenas tardé un día en dar el sí. Estoy contento, disfrutando de la pretemporada y con muchas ganas de que comience la competición”, resaltó.

Se define como un central diestro, aunque aclara que maneja los dos perfiles. “De hecho, llevo tiempo trabajando en el central zurdo, pero ante todo estoy encantado de estar aquí y poco a poco me estoy aclimatando a la ciudad”. 

“Soy un jugador con carisma y que manda, que a fin de cuentas es algo que debe tener siempre un central, con buena salida de balón y voy bien por arriba. Mi papel ha de ser el de liderar al equipo desde atrás sumando siempre”, añadió.

Además, reconoció que los centrales del norte suelen ser contundentes. “Yo creo que sí y la afición lo va a poder ver sobre el campo, pero cuando se habla de contundente se puede pensar de un defensa que llega tarde y hace faltas, pero yo creo que no es así, sino de un central que va bien al corte y llega bien a las ayudas. Depende del concepto que tenga cada uno de ‘contundente’, pero sí, me considero contundente”.

Por último, indicó que el entrenador Manolo Herrero le ha dejado buenas sensaciones. “Ya hablé con él antes de venir, me conocía bien y eso me dio mucha confianza. Estos dos primeros días estoy empezando a conocerlo en persona y de momento bien, con buenas sensaciones”.

Por su parte, Pol Ballesté también agradeció al club y al entrenador la confianza depositada en él para que haya podido recalar en la U.D. Melilla. “Estoy muy contento y feliz de estar aquí. Sabía del interés del Melilla desde hace años y ahora solo tengo muchísimas ganas de trabajar, mucha ilusión, y muchas ganas de entrenar cada día, además de disfrutar de la ciudad y de la afición”.

Como cancerbero referente de la categoría no cree que sea una presión para él. “Depende de la personalidad que tenga cada portero, pero yo me lo tomo como un reto personal porque hace dos años fue una temporada preciosa en la que pude ser el guardameta menos goleado de toda la Segunda B y trabajo para ello”.

 Sin embargo, no se marca ningún objetivo más allá del “partido a partido”, como bien diría el Cholo Simeone. “Sólo sé al rival al que nos enfrentamos en la primera jornada, pero conforme vayan pasando las jornadas, la clasificación y los partidos serán los que nos marquen el objetivo. A partir de aquí, yo soy una persona súper ambiciosa, que siempre quiere estar lo más arriba posible, y eso es lo que quiero intentar con este club”.

 Por otra parte, comentó que no le gusta calificarse como portero. “Yo solo puedo garantizar que voy a sumar siempre en el vestuario, siendo compañero de mis compañeros; y no voy a tener una palabra mala para alguno. Estaré ahí para quien lo necesite. Aparte de eso: trabajo, motivación e ilusión. Que sean otros los que me califiquen”.

Pol Ballesté dijo también que Melilla es una ciudad que conoce bien, ya que ha venido con bastantes equipos a jugar contra la Unión Deportiva. “Yo he venido muchas veces a jugar y es un club que siempre me había llamado la atención. Ha podido ser este año y ahora tengo muchas ganas de que empiece la etapa y que salga todo bien”.

Para finalizar, destacó que el Grupo V en el que militará el Melilla “es complicado”, pero es algo que “me lo tomo con motivación y como un reto que se debe tomar esta plantilla”. 

“El Melilla siempre ha estado arriba en la clasificación y yo creo que este año no va a ser menos”, concluyó.

Etiquetas:

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *