Escribe para buscar

Deportes

0-1. El Melilla logra la victoria de oro y con un futbolista menos

Compartir
La U.D. Melilla no ganaba desde el pasado 5 de septiembre
(Autor Antonio Calderay): La U.D. Melilla no ganaba desde el pasado 5 de septiembre

La U.D. Melilla se reencontró ayer domingo con la victoria cuando más lo necesitaba, ya que no lo conseguía desde la primera jornada, concretamente desde el pasado 5 de septiembre, cuando se impuso al C.D. Toledo por 1-0. En esta ocasión, el triunfo llegó a domicilio, por 0-1, ante la U.D. Alzira, con el tanto en las postrimerías del encuentro de Andrés García, un minuto después de sustituir a Jordan Hernández. Esta victoria tiene un gran valor, ya que lo consiguió con un futbolista menos, por la expulsión de Rubén del Campo en el minuto 41, y además sufrió bastante ante el asedio y acoso del conjunto levantino durante toda la segunda parte, pero el meta Pol Ballesté fue el gran protagonista del encuentro, salvando a su equipo de la derrota, con magníficas intervenciones.

La primera mitad fue bastante igualada y con alternativas para los dos equipos, aunque los visitantes se vieron condicionados por las bajas de sus atacantes Kike López y Rubén del Campo, ya que el primero cayó lesionado en el minuto 19 y el segundo fue expulsado, por doble amonestación, en el 41’.

Ocasiones

No obstante, el cuadro melillense, hasta el momento de quedarse con un futbolista menos, creó peligro y dispuso de dos claras oportunidades para batir al meta rival, lo mismo que el Alzira, con dos lanzamientos al palo izquierdo.

La primera gran ocasión del encentro fue para Kike López, en el 5’30”, tras un pase medido de Sergio Parla, pero finalmente remató flojo a las manos del cancerbero Pawel.

La réplica de los locales se produjo en el 19’, con un disparo al palo, desde la frontal del área, de Javi Soler, y tres minutos después, Cortijo, en una falta lateral, también estrelló el cuero en el palo corto de Pol Ballesté.

La última gran ocasión de la primera mitad fue para el Melilla, en el minuto 37, con un lanzamiento desde fuera del área de José Antonio Hernández, que mandó el balón al palo derecho.

Sin embargo, cando mejor estaban los melillense llegó la expulsión de Rubén del Campo, lo que le obligó a replegarse y salvaguardar su meta hasta el descanso, al que se llegó con empate sin goles. 

Los melillenses sabían que iban a sufrir en la segunda parte, ya que con un futbolista menos el Alzira lo embotellaría en su área, como así fue, aunque la defensa se mostró sólida y además Pol Ballesté fue un auténtico seguro bajo los tres palos, convirtiéndose en el mejor de su equipo.

El asedio y acoso de los valencianos comenzó pronto, en el 46’, con un fuerte chut de Sesé que atajó muy seguro Pol Ballesté, situación que se repitió en el 57’, esta vez con un disparo de Javi Soler.

El Alzira volvió a la carga en el 71’, con un centro desde la izquierda de Belizón que Zarzo mandó fuera de puerta, con todo a su favor.

El Melilla seguía sufriendo con un futbolista menos y en el 71’ surgió de nuevo Pol Ballesté, en una falta lateral para salvar un gol cantado, al igual que en el 81’, en un remate a bocajarro de Estacio, que el guardameta azulino despejó a córner en una soberbia parada.

Victoria épica con el tanto de Andrés Garcia en el 85’

El conjunto de Manolo Herrero estaba encomendado a su portero, pero parecía el día propicio para ganar de forma épica, como así fue, en el 85’, en la única ocasión que dispuso en toda la segunda parte, y además con el primer balón que tocó Andrés García, en el 85’, un minuto después de sustituir a Jordan Hernández. De este modo, Iker Hernández logró meter el balón en el área, pero la defensa y el cancerbero fallaron en su intento por despejar el balón, para que finalmente Andrés García empujara el cuero al fondo de las mallas y darle a su equipo tres puntos vitales después de cuatro jornadas sin saborear las mieles del triunfo.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *